Mash Scrambler 125: prueba a fondo

24.08.2015 | 10:55
Mash Scrambler 125: prueba a fondo
Mash Scrambler 125: prueba a fondo

La francesa Mash lanza una 125 cc básica y económica de mantener, fácil de usar y con una estética que recuerda las "todo terreno" de finales de los 60 y principios de los 70. Una moto para todos, con un plus en cuanto a apariencia.

Fue en 2014 cuando conocimos la marca francesa Mash. Su catálogo está compuesto fundamentalmente por motos de estilo retro, con un aspecto realmente logrado que son fabricados en China manteniendo un nivel de calidad según los estándares europeos. En Francia han tenido una acogida excelente y la marca se ha situado rápidamente entre las más vendidas del país vecino. En España ya se comienzan a dejar ver por nuestras calles.

Nuestra primera toma de contacto con Mash te la ofrecimos en el número 110 de Scooting, cuando probamos la espectacular Seventy Five, una "café racer" a escala que mezcla lo retro con elementos como una sólida horquilla invertida y enorme disco delantero. Chasis y motor de ésta y modificaciones en el tren delantero, freno trasero y un aspecto off-road dan como resultado la nueva Scrambler.

En este caso, al igual que con la Seventy Five, la moto está fabricada por Qingqi. Es una fabrica de gran tamaño también ha colaborado con firmas como Peugeot o Suzuki, lo que explica las similitudes entre el motor que lleva esta moto y los que equipaban algunas Suzuki 125 cc hace unos años. No es ningún prodigio de tecnología ni incorpora avances transcendentales, pero funciona con suavidad, mueve con soltura la Scrambler y resulta fiable y económico.

La estética es la parte más llamativa de la Scrambler, siendo de esa motos que tiene "un lado bueno" para la foto: el lado derecho. El escape, elevado a media altura con un protector cromado, junto con la placa portanúmeros retrasada, destacan mucho y le dan un aspecto retro muy auténtico. Pero no sólo en estos detalles reside la belleza de la Scrambler. Faro redondo con rejilla protectora, los guardabarros cromados, el manillar con refuerzo central, depósito en forma de lágrima en dos colores o el asiento con un refuerzo en blanco alrededor demuestran un cuidado gusto por el detalle para conseguir un conjunto realmente atractivo.

Equipa neumáticos mixtos, con algo de taco que permiten rodar por alguna pista sencilla. La horquilla incorpora, además, unos fuelles de goma de protección también muy "setenteros" y las llantas de radios conjugan bien con la línea de la moto. Chasis y motor en negro mate, con los bordes de las aletas del cilindro en color metálico, ponen la guinda final.

La parte ciclo de la Mash Scrambler cumple sin excesos. La horquilla y los amortiguadores son muy bá-sicos, pero funcionan bien. Los frenos, encomendados a un disco delantero y un tambor trasero, asimismo uncionan más que correctamente y con un tacto bueno. Sobre el asiento, por delante de ti, encuentras un cuadro muy simple, compuesto únicamente por la esfera del cuentakilómetros, con totalizador y parcial de kilómetraje y dos testigos (punto muerto y largas) a los lados de un indicador de marcha engranada digital. Fuera de la esfera se presentan dos testigos de intermitencia. Difícil hacerlo más simple.

Está bien terminada en general. Salvo la pintura en el asa trasera y algún otro detalle menor, la Scrambler es una moto de buenos acabados. Las piñas exhiben calidad y todos los mandos actúan bien. Convencen menos algunos detalles como la pata de cabra: desconecta el motor si está extendida, como debe de ser. Sin embargo, no distingue entre cuando hay marcha engranada o está en punto muerto, por lo que no puedes dejar la moto arrancada sobre la pata lateral para, por ejemplo, ir calentándola mientras te pones los guantes. O los reposapiés plegables pero sin muelle: si se queda uno subido, lo mismo te pegas un susto al ir a apoyar el pie y no encontrarlo.

Mash Scrambler 125: En marcha

Salvo que se te olvide que tienes que subir la pata de cabra (es fácil que te pase más de una vez), poner en marcha la Mash Scrambler es tan fácil como darle al botón de la piña derecha. El motor es de carburación, por lo que lleva estárter, algo cada vez más en desuso. Es una palanca en el propio carburador y fácilmente a mano. Tampoco hay aforador de gasolina, sino que recurre al clásico grifo de tres posiciones: abierto, cerrado y reserva. Esta moto no resulta retro solo en estilo...

En marcha emite un sonido bronco, algo más fuerte de lo habitual. Suena a moto grande. No hay muchas vibraciones y los mandos tienen buen tacto, con el embrague un poco en la "punta", de esos con poco recorrido hasta que embragan o desembragan. Las marchas son más bien cortas, con el cambio con buen tacto y el escalonamiento habitual con cinco marchas. No hay ruidos al actuar sobre él y el motor gira suave hasta por encima del medio régimen. Puedes estirar las marchas mucho, pero aparecen algunas vibraciones de más y ganas poco. Este motor va bien en medios regímenes y acabas alcanzando igual su velocidad máxima sin forzarlo.

En ciudad es una delicia. Estrecha, ágil y ligera, es fácil meterla por cualquier hueco. No es una trail típica, desde luego, pero tiene buen altura libre al suelo, por lo que subir o bajar bordillos es fácil. Con el manillar alto, tipo cross, puedes ponerte de pie, en plan off road y controlar mejor la moto. Eso sí, las formas de asiento y depósito no son los de una moto de enduro, por lo que tampoco se lleva de forma especialmente cómoda si vas de pie. Sentado, la posición es muy cómoda y relajada y el manillar, ancho, da una sensación de control total. Ojo con el protector de escape: llevas la pierna casi apoyada sobre él y se aprecia el calor. No te quema, pero se nota. En verano no será tan agradable como cuando hace frío en invierno...

A pesar de sus ruedas mixtas, con algo de taco, ofrece buen agarre en seco, no tanto en mojado. Permite hacer algunas pistas no asfaltadas. No agarra mal sobre suelo duro de tierra y con poco más de 115 kg y una altura de asiento muy ajustada puedes permitirte algunos lujos que requieran empujar con los pies o ayudarla a subir sin que sea demasiado complicado. Las suspensiones y frenos trabajan bien en cualquier circunstancia, con buen tacto.

En la carretera se defiende sin más. Con poco menos de 100 km/h de velocidad punta, la autovía no es uno de sus hábitat naturales. Si no hay coches y te buscas alguna carretera secundaria y lo que buscas es pasear a 80 km/h, disfrutarás. Para y haz algunas fotos con la Scrambler de protagonista y un bonito fondo de montañas detrás. Para eso, es de las mejores 125.

Mash Scrambler 125: Con pasajero

Una moto tan ligera y no demasiado grande como es la Scrambler aprecia cuando llevas un pasajero. Aún así, el asiento es suficiente para dos, el asa trasera sirve para que el pasajero se agarre y lleva los reposapiés para el pasajero en buena posición. No hay muchos CV, y al motor le costará más en 5ª velocidad mantener una velocidad elevada, pero es capaz de llevar de un punto a otro de la ciudad a dos personas sin problemas. Fuera de la urbe carece de músculo para ir acompañado.

MOTOR: El motor entrega 11,6 CV a 8.750 rpm. Es un monocilíndrico de dos válvulas refrigerado por aire inspirado en anteriores diseños Suzuki, muy suave y con buen par, por lo que tiene buenos bajos y medios. Un motor que debe ser fiable y económico de mantener.

EQUIPAMIENTO: No ofrece un equipamiento precisamente de lujo, con un cuadro más bien espartano. Añade pata lateral y poco más. Su razón de ser es la de una moto básica con una excepcional apariencia retro. Además, con sus ruedas y ligereza permite un uso trail suave, por lo que ya ofrece más de lo que promete.

CARGA: Sin posibilidades, salvo que le acoples un top case o un porta bultos? con graves daños a su estética. La mochila (si es retro, mejor) es la solución ideal. Para otras Mash hay en catálogo unas alforjas de cuero, pero en ésta solo podrías poner la izquierda.

CONFORT: Es cómoda, el asiento está bien mullido y la posición de conducción es muy natural. Tampoco hay vibraciones ni malos modos y los mandos son muy suaves. Es una moto divertida y agradable de conducir en cualquier circunstancia.

PARTE CICLO: Tampoco tiene nada especial en la parte ciclo, pero está bien construida y en marcha cumple muy bien con lo esperado. Las suspensiones son más bien blandas, lo que permite abordar baches fuera de carretera y cumplir en carretera, al igual que los frenos, incluyendo el tambor trasero. El chasis, de tubo de acero, es muy simple si alguna vez hay que reparar.

Mash Scrambler 125: el mantenimiento

Una de las ventajas de este tipo de motos es precisamente su facilidad de mantenimiento y, por tanto, su economía. El motor basado en modelos Suzuki es fiable y no precisará de complicadas intervenciones mecánicas en casi ningún caso, salvo contados reglajes de válvulas muy de vez en cuando. Cambios de aceite y filtros y otras revisiones periódicas simples puede hacer las casi cualquiera con unas herramientas mínimas y conocimientos, lo que también facilita y abarata estas operaciones. En cuanto al precio de los recambios, no son caros, salvo algunos casos como el precioso y "retro" silenciador de escape.

 MantenimientoPVP
Maneta freno delantero15,15 €
Pastillas de freno delanteras22,34 €
Espejo retrovisor16,50 €
Cadena transmisión48,35 €
Filtro de aceite7,93 €
Filtro de aire15,74 €
Silenciador de escape281,20 €
Capacidad aceite motor1,15 l.

Mash Scrambler 125: así la vemos

- En carretera: 3/5
- En ciudad: 4/5
- Acabados: 3/5
- Confort: 4/5
- Equipamiento: 2/5        
- Pasajero: 3/5

Una moto tan ligera y no demasiado grande como es la Scrambler aprecia cuando llevas un pasajero. Aún así, el asiento es suficiente para dos, el asa trasera sirve para que el pasajero se agarre y lleva los reposapiés para el pasajero en buena posición. No hay muchos CV, y al motor le costará más en 5ª velocidad mantener una velocidad elevada, pero es capaz de llevar de un punto a otro de la ciudad a dos personas sin problemas. Fuera de la urbe carece de músculo para ir acompañado.

La Mash es una moto para admirar en parado. Pero también ha demostrado que es una gran opción como moto de diario, comportándose como una buen moto utilitaria básica. Y como éstas, tiene las mismas ventajas e inconvenientes. En carretera se mueve bien, lo suficiente para desplazamientos esporádicos. No alcanza los 100 km/h reales, dato un poco escaso en carretera. También es cierto que nuestra unidad tenía tan sólo 600 km; con algunos más seguramente el motor se soltará un poco más y debería ser capaz de llegar un poco más lejos. Aún así, su ritmo "agradable" está alrededor de los 80 km/h reales, cerca de los 90 de marcador. En ciudad es todo lo contrario: un motor con mucho par, capaz de rodar con soltura a medias y bajas vueltas, se muestra muy agradable, con una ligereza y agilidad encomiable. Bien acabada en general, bajan la nota algunos defectos de pintura en el asa trasera o detalles poco pensados como el pedal de freno trasero: funcional, desde luego, pero enorme y bastante poco "agraciado". Exhibe un equipamiento correcto para una moto utilitaria. Se ha empleado más energía y recursos en detalles como las placas portanúmeros o la rejilla del faro que en equipos útiles como portabultos o similares, algo que va con la filosofía principalmente estética de la moto. El pasajero, aunque no es tampoco una de las prioridades en el diseño de la Scrambler, tiene sitio suficiente y cómodo para desplazamientos cortos.

Ficha técnica
Motor                                 4T, 1 cil., aire
Cilindrada                          124 cc
Alimentación                     Carburador
Distribución                       2V, OHC
Suspensión delantera       Horquilla telesc. 35mm
Suspensión trasera           2 amortiguadores
Freno del./tras.                  1D. 220 mm/T.
Frenada combinada          No
Neumático delantero         90/90-18
Neumático trasero             110/90-16
Long. máxima                    1.970 mm
Entre ejes                           N.D
Altura asiento                     780 mm
Cap. depósito                     14 l.
Peso declarado                  96 kg(en seco)
Precio                                 2.245 €

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Mash.
Precios del Mash con ficha técnica y equipamiento completo.

Reportajes

Cómo comprobar el nivel de aceite de la moto (VÍDEO)

Es posible que alguna vez te hayas preguntado cómo está el nivel de aceite de tu moto. ¿Sabías que...

Cómo se cambia el aceite de moto

Cómo se cambia el aceite de moto

Si hay una tarea de mantenimiento "por excelencia" en las motos es el cambio de aceite. Hay que...

Cómo hacer bien el rodaje de una moto

Cómo hacer bien el rodaje de una moto

¿Tienes moto nueva? Felicidades. Ahora toca hacerle el rodaje, algo muy importante si quieres que...

¿Cómo probar una moto de segunda mano?

¿Cómo probar una moto de segunda mano?

Te damos unos consejos para que, cuando pruebes la moto que te interesa de segunda mano, detectes...

Las motos más famosas del mundo del cine

Las motos más famosas del mundo del cine

Las motos y el séptimo arte mantienen una relación especial que nos ha regalado momentos únicos en...

El nuevo Centro Logístico Michelin, ya sobre ruedas

El nuevo Centro Logístico Michelin, ya sobre ruedas

Michelin ha puesto en marcha el que será su centro logístico de referencia para España y Portugal....

Kawasaki

VÍDEO de la Kawasaki Ninja 650 desde el Salón INTERMOT Colonia

Te mostramos en vídeo el aspecto de una nueva Kawasaki Ninja 650 que nace para encontrar un...

Kawasaki Ninja 650 presentada en Colonia 2016

Kawasaki Ninja 650 presentada en Colonia 2016

El segmento de las motos sport-turismo vuelve a ponerse en boga. Sobre una base mecánica derivada...

Kawasaki ZX-10 RR 2017: la ZX más racing, presentada en el Salón de Colonia

Kawasaki ZX-10 RR 2017: la ZX más racing, presentada en el Salón de Colonia

La nueva Kawasaki ZX-10 RR 2017 será una moto construida en serie limitada (1.000 unidades para...

Motos Kawasaki con inteligencia artificial

Motos Kawasaki con inteligencia artificial

Kawasaki ha anunciado el desarrollo de una generación de motocicletas capaces de evolucionar junto...

Las motos y scooter Kawasaki con más descuento

Las motos y scooter Kawasaki con más descuento

Los mejores meses para la venta de motos comienzan a llegar y Kawasaki es una de las marcas de...

Kawasaki J125 2016

Kawasaki J125 2016

Era algo esperado: tras el éxito de Kawasaki en su primera incursión en el mundo de los scooters...

Honda Forza 125

Honda Forza 125: en lo más alto

Llevaba algún tiempo Honda fuera del mercado de los scooter GT en la cilindrada de 125 cc. El...

Honda Forza 125: cómo es

Honda Forza 125: cómo es

Honda regresa al segmento de los maxiscooter GT de 125. Y no lo hace para ser una alternativa...

Honda Forza 125: prueba

Honda Forza 125: prueba

Ha llegado para ser el scooter 125 referencia del segmento del GT. El más rapido, más equipado y...

Servicios


  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
fórmulamoto.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de fórmulamoto.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Quad & Jet Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal