Kymco ABS: Lo más seguro sobre dos ruedas

Comentar Publicado el viernes 21 de noviembre de 2014
Kymco ABS: Lo más seguro sobre dos ruedas

El equipamiento de un sistema de frenos ABS se ha convertido en uno de los principales pluses en un vehículo de dos ruedas. Si eres de los que piensan que la seguridad es lo primero, no hay lugar a dudas: siempre mejor con ABS.

El sistema ABS está ampliamente extendido en el mundo de los coches desde hace tiempo. Ha tardado algunos años más en llegar a las motos y otros tantos a los scooter, pero ahora incluso lo montan los 125 cc que puedes llevar con el carnet de coche.

El principal problema es que no se trata de un componente precisamente barato. Rondan entorno a los 400€, por lo que, cuando hablamos de vehículos de alrededor de los 3.000€, significa un incremento de precio sustancial. Pero sus beneficios merecen el esfuerzo: no sólo te puede ayudar a salvar una caída, sino que mejora tu placer de conducción al poder despreocuparte del riesgo de deslizar de forma no controlada en una frenada. De ahí que los principales modelos de la gama KYMCO cuenten con alternativas con frenada ABS.

Un sistema ABS actual recorta la distancia de frenada un 25% a 100 km/h, ya que te permite frenar con toda la potencia disponible sin sustos. Los americanos del Insurance Institute of Highway Safety aseguran que si todas las motos llevasen ABS habría un 28% menos de accidentes mortales. Y el organismo de control de tráfico de Suecia va más lejos: habría un 48% menos de accidentes graves, lo cual está en línea con las conclusiones de los informes de la propia Bosch, que dicen que un 47% de los accidentes en moto se deben a una frenada incorrecta.

¿Qué es el ABS en un scooter o moto?

- El ABS es una solución que evita, ante una frenada brusca o sobre suelo resbaladizo, que las ruedas patinen y pierdas el control del vehículo. El sistema debe 'saber' que hay una o varias de las ruedas deslizando. Después, tiene que ser capaz de decidir qué rueda debe dejar de deslizar pero, a su vez, no puede hacer que el vehículo no frene. Y todo esto tiene que conseguirlo a la velocidad necesaria en una situación de emergencia.

¿Cómo funcionan?

- En una frenada al límite, mientras sea la rueda trasera la que se bloquee, con un poco de experiencia que tengas, sangre fría y un poco de suerte, podrás superarlo. Pero si la que resbala es la delantera, mal asunto. Si has sido capaz de reaccionar, habrás soltado las manetas y, si te sabes la teoría, habrás empezado a frenar y soltar intermitentemente para controlar la situación. Eso exactamente es lo que hace un ABS. El sistema va 'contando' las vueltas de las ruedas. La información procede de una rueda dentada (generalmente en el centro del disco) a la que 'mira' un captador óptico que va viendo cuántas 'rayas' pasan por delante de él. El procesador compara la velocidad a la que gira la rueda delantera y la trasera y así es capaz de 'saber' si una de las dos está deslizando. En ese momento actúa y envía una orden al sistema de frenos para que no mande más presión de frenada a esa rueda. La rueda deja de frenar, y por tanto, de derrapar, se vuelve a agarrar al suelo y el sistema de nuevo permite que le llegue presión hasta que vuelve a perder agarre, con lo que el ciclo se repite hasta que deja de derrapar o has parado del todo.

En los sistemas empleados por KYMCO, este proceso se repite hasta 100 veces por minuto en el 8M del SuperDink o, todavía más espectacular, 20 veces por segundo con el Bosch 9M de los Kymco Xciting y Kymco K-XCT. Lo único que tú notas de todo este proceso es una vibración rápida y suave en la maneta, que te sirve para ser consciente de su accionamiento.

ABS EN KYMCO

Cincuenta años construyendo scooter han convertido a KYMCO en uno de los fabricantes más importantes del mundo. Como no podía ser de otra forma, la firma taiwanesa lleva ya unos cuantos años de experiencia con estos sistemas de frenos trabajando en conjunción con Bosch, el principal proveedor de ABS desde su aparición. Ahora, tres gamas de scooter ofrecen frenos ABS: Superdink, K-XCT y Xciting. Emplean los últimos sistemas de Bosch, los 8M en Superdink 125 y 300, y 9M en los K-XCT 125i y 300i y Xciting 400. El primero, con sólo 1,5 kg de peso y montado en la pipa de la dirección para lograr una menor longitud de los latiguillos desde las manetas, es capaz de auto-diagnosticarse en caso de fallo y calcula la velocidad de las ruedas una vez por cada centésima de segundo, repitiendo el ciclo frenar-soltar hasta cien veces en un minuto. El segundo, el 9M, es un ABS diseñado específicamente para moto, no adaptado desde los sistemas de coche y, con sólo 700 gramos de peso ocupa un volumen de 0,4 litros, lo que permite montarlo también tras el escudo delantero.


LA GAMA DE KYMCO

SuperDink 125i Y 300i ABS: El SuperDink es el scooter GT de la marca. Disponible en versión de 125 cc para los poseedores de carnet B, incorpora motor de cuatro válvulas y refrigeración líquida que alcanza el tope de potencia legalmente establecido de 15 CV. La versión con ABS equipa el modelo 8M de Bosch con dos canales independientes para ambos frenos. El 300 con motor de 30 CV emplea la misma carrocería, amplia y cómoda, con hueco para dos cascos integrales y sobra más espacio. K-XCT 125i y 300i ABS: Han sido los últimos modelos KYMCO en recibir ABS este mismo año 2014. Suponen los GT sport de la marca y comparten mecánica con los SuperDink, pero su chasis, suspensiones y frenos se han adaptado para transmitir las mejores sensaciones en conducción deportiva. Más compactos y agresivos que los SuperDink, los K-XCT emplean el ABS de última generación Bosch 9M, más ligero y rápido de actuación y, por tanto, mejor opción para los que buscan una conducción más deportiva. Xciting 400i ABS: En el Xciting 400i se combinan la elegancia y comodidad de los grandes GT de la cilindrada, con las sensaciones deportivas que ofrece su motor de 36 CV y su chasis de estructura doble, con horquilla delantera de dos tijas. Para los frenos usa dos discos ondulados delanteros de 280 mm con pinzas de anclaje radial y un disco trasero de 240 mm, todo ello a través de un ABS Bosch 9M.

A DIFERENCIA DEL COCHE

Muchos inventos han aparecido a lo largo de los años para facilitar la frenada en las motos. En los scooter, uno de los más extendidos es la frenada combinada: con una sola maneta se envía frenada tanto a la rueda delantera como a la trasera. Es una idea traída de los coches, donde un único pedal de freno actúa en todas las ruedas. Pero las particularidades de las motos hacen que éste no sea un sistema aconsejable. En el coche, que alguna de las ruedas patine no supone un problema tan grave como en la moto; no te vas a caer por ello. Por eso, con un repartidor de frenada capaz de enviar al tren delantero y al trasero la cantidad de potencia necesaria es suficiente. Cuando el reparto de pesos dentro del coche varía -por carga o por la propia inercia de frenada-, ese repartidor cambia la presión y consigue que las cuatro ruedas frenen de la forma más eficaz.

En la moto no es así: la rueda delantera es la que tiene que parar la inercia de la moto. Pero mucha gente se asusta al presionar el freno delantero; la falta de costumbre hace que no te fíes del tacto que tienes y, por ello, parece más seguro frenar de atrás. Si esta rueda desliza, es difícil que te caigas. Pero tampoco frena.

Algunas marcas, para solucionar este problema, confían en la frenada combinada: cuando accionas el freno trasero envías frenada delante. Pero, en este caso, el repartidor de frenada eres tú y, posiblemente, no seas suficientemente rápido ni preciso. Imagínate una frenada normal sobre suelo algo resbaladizo. Frenas con la maneta izquierda, en este caso, con frenos combinados, frenará de detrás y también un poco de delante. En ese momento se cruza un obstáculo; instintivamente tiras de la otra maneta, la derecha que corresponde a la rueda delantera. Como ya estabas frenando de delante se provoca un repentino aumento de frenada de la rueda delantera, con el consiguiente deslizamiento y posterior y lógica caída. Conclusión, el sistema provoca exactamente lo que intentaba evitar.

No ocurre así con un sistema de frenos tradicional equipado con ABS. Te permite frenar "como se debe", con ambas manetas, iniciando con la del freno trasero e inmediatamente después con el delantero. Puedes así modular perfectamente la intensidad de la frenada que quieres y, en el caso de frenada de emergencia que hemos visto, si tiras de las dos manetas de forma brusca e inesperada es el ABS el que se encargará de ayudarte a parar sin que ninguna rueda deslice.

0

Scooter 125

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado
Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Subasta de scooter 125 desde 150 €

Subasta de scooter 125 desde 150 €

La web especializada en subastas Escrapalia tiene abierto el plazo para pujar por más de 50 lotes...

Novedades

DUCATI MULTISTRADA 1260: cuarta generación

En 2017 se cumplen diez años del lanzamiento de la primera edición Ducati Multistrada 1200. Para...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

La marca italiana de componentes para moto nos presenta un nuevo motor, bautizado como Thor 130...