KTM Exclusiva

KTM FREERIDE E-SM: Verde y divertida

Comentar Publicado el miércoles 10 de diciembre de 2014
KTM Freeride E-SM

KTM se ha impuesto una misión: hacer de nuestro planeta un entorno más saludable, pero también más divertido. La serie de motos eléctricas Freeride E significa el primer paso y la versión E-SM lo demuestra bien a las claras.

KTM comenzó a trabajar en la serie eléctrica Freeride E en 2008 y en el Salón de Colonia Intermot 2014 se mostró la versión definitiva en tres ediciones: E-SX motocross, E-XC enduro y E-SM supermotard. Las dos últimas son motos homologadas para circular por la calle, aunque es la segunda la más idónea para los que quieren experimentar las virtudes de los "electrones" en el asfalto. Entrará en producción en abril de 2015, por lo que no estará en las tiendas hasta junio del año que viene.
 
KTM ya experimentó con el universo eléctrico en 2012. En el Salón de Tokio de aquel año mostró al público su scooter E-SPEED. En palabras del CEO de la marca austriaca, Stefan Pierer, "en KTM estamos totalmente convencidos de que la movilidad eléctrica es un complemento perfecto a los vehículos convencionales. A largo plazo, serán la mejor opción para recorridos en distancias cortas, sobre todo en regiones con mucha sensibilización hacia el medio ambiente, como entornos naturales o ciudades muy congestionadas. Por eso debemos estar presentes en este mercado, pero manteniendo nuestra filosofía deportiva. El scooter E-SPEED será una realidad en el futuro, aunque queríamos estrenarnos en este segmento con un modelo más "streetfighter". Por otro lado, vehículos como el E-SPEED y las Freeride E harán que las motos sean mejor aceptadas por la sociedad, no solo por su aporte a un mejor medio ambiente, sino porque son fáciles de usar, rápidas y divertidas".



De estreno con la KTM Freeride E-SM


 

He tenido la ocasión de ser la primera persona fuera de la fábrica KTM en probar la Freeride E-SM. Mi primera toma de contacto con una unidad pre-serie tuvo lugar en las afueras de Mattighofen, en plena hora punta. Primero rodeado de taxis, camiones, furgonetas de reparto y coches, para pasar después a las carreteras de los alrededores donde pude alcanzar su velocidad máxima de 90 km/h, una cifra que demuestra la apuesta "políticamente correcta" de un modelo que quiere resultar realmente divertido y no solo fiel al dogma de las emisiones cero.
 

La KTM Freeride E-SM es alta pero muy delgada, una especie de Kate Moss con un manillar saliendo de sus oídos... El asiento se encuentra a 870 mm de altura, 40 mm menos que en las versiones off road. El espacio disponible es muy confortable, ofreciendo una posición de conducción para un control perfecto de la moto sin parecer que te encuentres demasiado elevado. Las estriberas quedan razonablemente bajas, por lo que se adapta a un gran rango de estaturas. De este modo, inspira mucha confianza incluso a los pilotos novatos, quienes sacarán el máximo partido a la ausencia de embrague y caja de cambios.

 
Para ponerte en marcha, debes deslizar la tapa de la piña derecha y después girar la llave situada a la derecha del faro. Tienes que esperar que el sistema se inicialice, monitorizando el interface de las baterías mediante los testigos situados tras la columna de dirección. Se trata de una serie de LED alrededor del display central que se encienden cuando accionas el primer pulsador. Si todas se quedan en verde, la carga es total. Cuando resta el 20% de la carga se enciende el testigo amarillo y cuando queda solo el 10% se enciende un chivato rojo. También hay un modo de diagnosis en caso de detectarse cualquier problema con el aporte de energía, distinguiendo si éste radica en las baterías o en el controlador. Si tienes encendido uno o más LED verdes, estás preparado para ponerte en movimiento. Gira el puño derecho y ¡allá vamos!

"Si tienes encendido uno o más LED verdes, estás preparado para ponerte en movimiento. Gira el puño derecho y ¡allá vamos!"
 

Tres modos de motor en la KTM Freeride E-SM


 
Asimismo ves tres ventanas centrales numeradas del 1 al 3. Indican el mapa motor seleccionado. El modo 3 es el nivel inicial, con una entrega muy suave y una potencia limitada para reducir la velocidad hasta los 50 km/h. El modo 2 es el intermedio, muy útil para ciudad y superficies en mal estado, con un par máximo a 500 rpm que se mantiene hasta el límite de 6.600 rpm. Esto es en teoría, ya que con una transmisión directa y sin caja de cambios, necesitas tener mucho espacio por delante para llegar a este punto. Además, en la E-SM las relaciones son más largas que en las versiones off road Freeride E.

La máxima potencia la recibes en el modo 1. Te tienes que agarrar fuerte al manillar porque aquí hay empuje desde 1 rpm cuando abres el puño derecho con ganas. Si seleccionas los modos 2 o 3, la duración de la batería se prolonga, también en función de la conducción que realices. En mi caso, la luz amarilla se encendió tras una hora de recorrido. Entonces puedes invertir unos 50 minutos tomando algo en un bar mientras cuentas alguna batallita que has vivido con esta moto del futuro hasta tener carga suficiente para regresar de vuelta.
 

Lo cierto es que a veces te sientes como en un videojuego. Pilotarla es tan extremadamente simple como adictivo. La aceleración es controlable pero muy inmediata, sin necesidad de accionar embrague ni palanca de cambios. Y el empuje es enorme desde abajo del todo. Los "caballitos" son un juego de niños, eso sí, en completo silencio.

"Entonces puedes invertir unos 50 minutos tomando algo en un bar mientras cuentas alguna batallita que has vivido con esta moto del futuro hasta tener carga suficiente para regresar de vuelta".

 
Te cuesta acostumbrarte a la ausencia de ruido del motor, incluso para alguien como yo que ha probado modelos eléctricos desde la MotoCzysz cuatro veces vencedora del TT de la Isla de Man hasta el maxiscooter BMW Concept E. Mientras que la manejabilidad de la KTM es muy buena a baja velocidad al ser tan estrecha y bien equilibrada, cuando necesitas potencia y par en pos de una aceleración instantánea, por ejemplo para meterte entre dos coches, la respuesta es inmediata al más mínimo giro de tu muñeca derecha.


Rodar en el tráfico urbano es tan factible como divertido, porque el par a bajas vueltas del motor eléctrico hace que su conducción sea muy intuitiva. Rápidamente te olvidas que no tienes palanca de embrague y te habitúas a tocar el freno trasero para reducir ese ápice de velocidad que necesitas tras cortar el acelerador. Puedes permanecer sobre las estriberas cuando vas a paso de persona mientras decides por dónde vas a pasar a ese coche que te está molestando delante de ti. Y lo harás en un "abrir y cerrar de ojos", sin tirar de embrague ni bajar una marcha.


Siempre bajo control con la KTM Freeride E-SM



Con la postura de conducción de la KTM Freeride E-SM tienes una perfecta visión del tráfico que tienes por delante. Y como es tan estrecha, vas cambiando de carril como con ninguna otra moto en medio del atasco. Sería una moto perfecta para empresas de mensajería, a no ser por su precio. Se espera un PVP entorno a 11.500 €, aunque debes tener en cuenta el ahorro de mantenimiento tanto de consumibles como de combustible. Quizá solo tengas que cambiar las pastillas de freno y el neumático trasero y en un futuro muy lejano.

 
Una de las razones que hacen que sea una experiencia tan satisfactoria pilotar la KTM Freeride E-SM es que la sientes siempre bajo tu control. Eso y que la sientes robusta a la vez que precisa de dirección y ágil. La inmediata respuesta del acelerador es la guinda del pastel, a lo que se suman unos frenos Formula excepcionales. Cuando aprietas ambos a la vez obtienes una potencia de frenado fenomenal para una moto tan ligera, un término que no es común cuando hablas de motos eléctricas. En ciudad basta con tocar la maneta izquierda para adaptar tu velocidad a la del tráfico que te rodea.

 
Las suspensiones WP se tragan todas las irregularidades y ofrecen gran confianza. Están regladas para uso en carretera (son totalmente regulables), aunque tienen el mismo recorrido que sus hermanas off road. Los neumáticos de esta unidad pre-serie son Michelin, y tardan más en calentarse que unos Metzeler o Pirelli. Para una moto que ofrece todo su potencial desde la más mínima apertura del acelerador, este dato es importante. No obstante, los Michelin son los neumáticos de serie más livianos y esto significa un beneficio porque al reducirse la fuerza necesaria para que la rueda gire, el consumo de energía se reduce y aumenta la autonomía. Además, al reducirse el efecto giroscópico y la inercia rotacional, se mejora la aceleración y la frenada, mientras que la suspensión funciona de modo más adecuado al disminuirse el peso no suspendido.

 

La KTM Freeride E-SM está homologada para usuarios con carné de coche, ya que la potencia se mide en un rango dado que coincide con el límite de 15 CV legal. En realidad, la potencia máxima es de 22 CV, todavía lejos de los 33 CV del primer prototipo. Este descenso se ha debido tanto para llegar al límite para el carné B como para reducir el calor que desprenden las baterías.
 
La llegada de la KTM Freeride E-SM se suma al lanzamiento del maxiscooter Concept E de BMW y anuncia el progresivo desembarco de grandes marcas en el segmento de las motos eléctricas como protagonistas del futuro de las dos ruedas. En palabras de Harald Plöckinger, responsable de producción de KTM, " lanzar una moto eléctrica de calle es como subir al Everest. Las baterías son un paquete a escala, una combinación de celdas con las que si no cambias el voltaje, puedes utilizar el mismo motor. Por eso estamos buscando aumentar nuestra gama de modelos urbanos para ir subiendo más y más esta montaña. Hemos preferido empezar por ofrecer un producto que no sea extremo, pero sí divertido". Te garantizo que así es la nueva KTM Freeride E-SM.


 
 
 
0

Scooter 125

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado
Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Subasta de scooter 125 desde 150 €

Subasta de scooter 125 desde 150 €

La web especializada en subastas Escrapalia tiene abierto el plazo para pujar por más de 50 lotes...

Novedades

DUCATI MULTISTRADA 1260: cuarta generación

En 2017 se cumplen diez años del lanzamiento de la primera edición Ducati Multistrada 1200. Para...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

La marca italiana de componentes para moto nos presenta un nuevo motor, bautizado como Thor 130...