KMT 1290 Superadventure Presentación KTM 1290 Super Adventure S y 1090 Adventure

KTM 1290 Super Adventure S y 1090 Adventure

Comentar Publicado el martes 14 de febrero de 2017
KTM 1290 Super Adventure S y 1090 Adventure

Son hermanas, no solo de marca, sino hermanas-hermanas. Idéntico segmento, mismo estilo, dirigidas a públicos similares y orientadas a un uso más que parecido. Pero no vamos a compararlas, porque cada una es cada una.

La expresión ´dormirse en los laureles´ no va con KTM. Porque si de trayectoria off-road en general y raids en particular se trata, de laureles van bien servidos los austriacos. Acaban de conquistar su 16º Dakar consecutivo y, además, nos tienen acostumbrados a que el color naranja tiña también buena parte de los puestos de podio restantes. Así pues, éxitos aparte en otras disciplinas, es en la categoría de moto de aventura donde KTM juega en casa y, lejos de conformarse, en 2017 le pegan otra vuelta de tuerca a su gama Adventure para reafirmarlas nuevamente en el segmento del maxi-trail.

Y es que KTM muestra con orgullo el hecho de que todo lo que podemos encontrar en el reluciente escaparate de cualquiera de sus concesionarios, tiene su germen en los menos glamorosos caminos de tierra del desierto, entre impracticables dunas y senderos polvorientos. A esos escenarios es a los que KTM quiere transportar, al menos en espíritu, a todo el que se anima a adquirir una de sus Adventure, sin importar que luego su dueño decida usarla únicamente en grandes viajes, rutas de fin de semana, entre las calles de la ciudad o, incluso, aunque nunca vaya a pisar tierra.



Charlando con los responsables del proyecto, no dejaban de transmitir que toda la tecnología y prestaciones –y hay mucha de ambas en estas motos– tenían un único objetivo por encima de cualquier otra cosa: la diversión de quien la conduce, y muchas de sus frases se cerraban con un "Hey, we are KTM!"(¡Hey, somos KTM) que pretendía justificar que su filosofía de hacer motos que miran a la competición –Ready to Race– debe estar siempre presente.

La Super con Adventure...

Lo dicho, las presentaron juntas, pero ser comparadas entre ellas sería poco cortés por nuestra parte. Si acaso, comparémoslas con sus antecesoras. Esta 1290 Super Adventure es la tercera generación de lo que empezó en 2013 con la 1190 Adventure, y llega exhibiendo músculo en todos sus aspectos. Al modelo ´S´ que nos ocupa, orientado a un uso más deportivo, se añaden también las versiones ´R´ con más enfoque al off-road, y ´T´ para el uso más Touring, grandes viajes, etc.

La 1290 es una moto que impone gracias a una exuberancia palpable, primeramente, en su apariencia. Lo de Super no es solo un adjetivo marketiniano, es grande. Peso en seco de 215 kg., depósito de 23 litros y altura de asiento de 875 mm –que puede reducirse en 15 mm con un sencillo accionamiento manual– son cotas llamativas pero que se olvidan en cuanto negocias la primera curva, gracias a una parte ciclo que te lo pone fácil. El habitual chasis de tipo multitubular es la base de una combinación de estabilidad y agilidad que se apoya en componentes puramente mecánicos como las llantas de aleación de 19" delante y 17" detrás, y equipamiento ciclístico de la más reciente tecnología, como la suspensión semiactiva WP, que te convierte en un cualificado técnico de suspensiones solo con apretar los botones de su accesible piña izquierda, pudiendo elegir fácilmente entre opciones Sport, Off-Road, Comfort y Street. E igualmente sencillo resulta ajustar la precarga del muelle trasero para adaptarlo a la carga que llevemos –solo, con o sin pasajero y con o sin equipaje–. El sello de WP lo encontramos también en un nuevo amortiguador de dirección que se convierte en clave para su nobleza de reacciones.



Ergonómicamente, la 1290 ofrece una comodidad que, una vez más, te hace olvidar su talla cuando vas en marcha. A la ya mencionada altura variable del asiento se une una protectora cúpula fácilmente regulable en altura con una rosca manual y un triángulo ergonómico manillar/sillín/reposapiés que busca el confort tanto para unas curvas de domingo por la mañana como si tu objetivo es Cabo Norte. Por cierto que, hablando de viajes, cabe destacar el sistema flotante de anclaje de las maletas –diseñadas por Shad–, concebido para minimizar el efecto que el aire y las inercias que se transmiten al chasis de la moto.



Cambiando de tercio, igualmente Super es su propulsor, responsable de que sus creadores se enorgullecieran de calificar a la 1290 como la más potente entre las motos de enduro. Heredado del bicilíndrico 1301 cc. de la Super Duke 1290 R, se presenta con las imponentes cifras de 160 CV a 8750 rpm y un par de 140 Nm a 6750 rpm (160 CV a 9.500 rpm y 136 Nm a 7.500 rpm en la Ducati Multistrada Enduro). ¿Traducción a sensaciones? Patadón bestial y respuesta inmediata a cualquier régimen pero, eso sí, gestionados a gusto del consumidor por obra de los 4 modos de conducción que ofrece –Sport, Street, Off-Road y Rain– que, a diferencia de otros sistemas, no interviene limitando la potencia sino en la forma de entregarla, de más dulce a más agresiva.

El motor se ha aligerado en componentes como pistones o cigüeñal para mejorar la respuesta y optimizar las inercias producidas y, a la suavidad de todo el conjunto motor, contribuyen también una nueva cámara de resonancia que hace más eficaz el flujo de aire, el rediseñado airbox de la admisión de aire con un sistema de drenaje que evita que el agua de condensación penetre al interior y, en gran manera, su embrague anti-rebote con sistema PASC –Power Assist Slipper Clutch– que lo dulcifica enormemente, lo cual se agradece especialmente en los largos recorridos.



La aportación tecnológica y electrónica es el tercer elemento que destaca en la 1290
. KTM lo ha dado todo en este aspecto. Desde detalles de confort como la llave de proximidad –físicamente solo la usaremos para abrir las maletas–, la guantera con conexión USB en el que podremos recargar nuestros dispositivos electrónicos, o la nueva pantalla TFT de 6,5 pulgadas a todo color que permite desde controlar todos los modos de conducción hasta atender el móvil enlazado por Bluetooth, pasando por la configuración de favoritos para acceder a las funciones que más usemos con un solo toque. A ello debes sumar todas las innovaciones aplicadas a la asistencia de conducción y seguridad, con ABS combinado delantero y trasero firmado por Bosch que puedes desconectar si lo deseas, asistencia en curva, control de crucero, acelerador electrónico ride-by-wire, control de presión de neumáticos o intermitentes conectados al inclinómetro (se desactivan solos si inclinas hacia el lado contrario al que están indicando). También una delicatesen que equipaba la unidad de pruebas y que viene incluido en el opcional Travel Pack, el sistema Quickshifter que permite subir y bajar de marchas sin necesidad de accionar el embrague. Si no tenéis previsto adquirirlo, no lo probéis, porque os enamorará tanto que luego os será difícil renunciar a él.

Y todo ello, eso sí, muy fácil de usar. Sorprendía tanto la sencillez de acceso a las diferentes posibilidades electrónicas de la 1290, que compartimos nuestra satisfacción con uno de los ingenieros de KTM. ¿Su respuesta? "Todo tiene que ser fácil, si para aprender a manejar una moto hay que mirar el manual de instrucciones, es que no vale". ¡Olé esa chulería austríaca!

Dejamos para el final uno de los aspectos que más marca la personalidad de la KTM 1290 Super Adventure: su espectacular faro frontal. Tan llamativo por formas, dimensiones y, sobre todo, por efectividad, que KTM decidió añadir a la presentación una prueba nocturna para comprobar su eficacia sobre el terreno. El faro –diseñado por Kiska, estudio colaborador habitual de KTM–, es un full LED que, aparte de la nitidez que ofrece, incorpora un sistema de "cornering" o luces cuneteras que, mediante sensores de inclinación, va iluminando el interior de la curva que estamos trazando de forma proporcional al grado de inclinación. Efectividad y comodidad máxima como punta –nunca mejor dicho– de todo lo que ofrece la 1290.

... y la Adventure sin Super

Vaya por delante que la KTM 1090 Adventure podría ser una Super en toda regla, lo que pasa es que su hermana mayor se ha hecho con el título con tanta autoridad que, claro, dos Super en la misma familia no podía ser. Pero por estilo de moto, reacciones, comportamiento, talla y, sobre todo, su notable incremento de caballaje, la "pequeña" ha promocionado a una nueva liga.



El anterior modelo, la 1050 Adventure, ofrecía una potencia de 95 CV, mientras que esta nueva 1090 –aún conservando los mismos cc que daban nombre a su antecesora–, ahora nos regala 30 CV más. Nada menos que 125 CV a 8.500 vueltas que pondrán un poco más difícil la elección a quienes se muestren indecisos entre ésta y la grandota. Porque lo cierto es que en la 1090 Adventure se encuentra todo lo que busca el habitual usuario del segmento maxi-trail, y a sus prestaciones, cotas, presencia y diseño, le acompañan una ristra de adjetivos que podrían convertirla en la opción definitiva para una gran mayoría de público: lógica, polivalente, versátil, equilibrada, dócil... Y además el argumento precio, que evidentemente la hacen algo más accesible. Pero oye, que me había propuesto yo no comparar, y no voy a empezar ahora.



El motor sigue siendo el bicilíindrico en V a 75º con encendido por doble bujía y embrague deslizante anti-rebote. Asimismo se han realizado mejoras en culatas y árbol de levas, pero la razón principal del aumento de potencia de esta 1090 –que, por cierto, también se oferta en una versión limitada a 48 CV para hacerla accesible al carné A2– la encontramos en su nueva centralita.

Además de la ganancia en CV, el sistema electrónico de la Adventure gestiona los elementos de seguridad como el ABS o el control de tracción –ambos desconectables– y los diferentes mapas de conducción que, aunque con configuraciones adaptadas a su menor tamaño, son los mismos que en la 1290: Sport, Off-Road, Street y Rain.



En marcha, la 1090 muestra una agilidad que se hace más llamativa al habernos bajado de la Super solo cinco minutos antes. Es verdad que la mayor se maneja con la gorra, pero los 205 kg en seco de ésta, unidos al derroche de su renovada potencia administrada con precisión gracias al acelerador ride-by-wire, la convierten en un juguete. Sigue siendo una moto alta, 850 mm de asiento, pero su contundente respuesta unida a una ágil ciclística, la hacen fácil en cualquier cambio de dirección por agresivo que sea, en las frenadas apuradas y negociando cada curva. Saliéndonos del asfalto, el modo off-road convierte en accesible lo que hasta ahora solo estaba al alcance del piloto experimentado (tendencia que últimamente parece extenderse a todas las grandes maxitrail), y no solo por los lugares a los que te permite acceder sin despeinarte, desde caminos regulares a complicadas trialeras, sino también porque, gracias a la intervención del control de tracción sobre la rueda trasera, permite a conductores noveles adoptar el agresivo estilo de un dakariano.

La agilidad de la que hace gala la 1090, claro está, nace en su parte ciclo, donde encontramos un ligero chasis multitubular de menos de 10 kg, horquillas de 43 mm de diámetro y suspensión trasera de 190 mm de recorrido –por supuesto, ambas WP– y frenos Brembo con doble disco de 320 mm y pinza radial delante y 267 mm detrás para detener las ruedas de 19 y 17 pulgadas, delantera y trasera respectivamente.

En definitiva, una buena hermana pequeña que, como tal, busca siempre parecerse lo máximo posible a sus mayores, empezando por reducir la diferencia de más de 60 CV que había antes entre ellas. Ya solo estás a 35, "peque".

La KTM 1290 Super Adventure S a prueba

0

Scooter 125

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado
Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Subasta de scooter 125 desde 150 €

Subasta de scooter 125 desde 150 €

La web especializada en subastas Escrapalia tiene abierto el plazo para pujar por más de 50 lotes...

Novedades

DUCATI MULTISTRADA 1260: cuarta generación

En 2017 se cumplen diez años del lanzamiento de la primera edición Ducati Multistrada 1200. Para...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

Thor 130 Evo, el nuevo motor de Polini

La marca italiana de componentes para moto nos presenta un nuevo motor, bautizado como Thor 130...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de KTM.
Precios del KMT 1290 Superadventure con ficha técnica y equipamiento completo.