Prueba Goes G 125RT: Básicamente retro

Comentar Publicado el jueves 30 de noviembre de 2017
Prueba Goes G 125RT: Básicamente retro

En la gama de scooter de Goes encontramos desde hace años un 125 RT. Estas siglas se aplican al scooter de estilo retro de la marca francesa, sin embargo la última evolución que las lleva ha cambiado totalmente.

El año 2017 está siendo convulso en el mundo de la moto. La entrada en vigor desde enero pasado de la normativa Euro 4 provocó la salida del mercado de muchos modelos y la aparición de otros nuevos. En las marcas grandes ha supuesto, en muchos casos, que las gamas se acorten, con motos conocidas retocadas para la nueva ley y novedades interesantes.

Las marcas pequeñas también han tenido que adaptarse. Sin embargo, sus posibilidades de cambiar modelos, de retocar motores, de adaptar motos a la Euro 4 son mucho menores. Y más si eres un importador de modelos ya fabricados. Esto ha hecho que en casos como este Goes G 125 RT haya habido que, directamente, sustituir modelos por otros completamente nuevos e intentar aprovechar nada más que el nombre. El Goes G 125 RT es un perfecto exponente de esta fórmula.



En este caso, la Euro 4 ha resultado una virtud. El anterior RT basado en el Honda Shadow era una moto muy similar al comercializado por infinidad de marcas. Era, eso sí, económico, vistoso, no muy rápido pero sí ágil. Ahora ha cambiado completamente.

No tienes más que ver las fotos para ver cuál es ahora el scooter que inspira las líneas del Goes. Resulta estéticamente muy parecido a las Vespa LX y, al tiempo (y como ya pasaba con el anterior) similar a otros modelos a la venta en otras marcas. Por poner un ejemplo, el Riya Rome. Pero con una diferencia muy importante a favor del Goes, ya que equipa inyección y sí supera la Euro 4.

Bajo su carrocería dispone de un motor de concepción sencilla, unas suspensiones que cumplen y unos frenos también económicos, de forma que el conjunto forma un scooter básico, asequible y de uso urbano que busca ofrecer una forma barata de moverte y, al tiempo, resultar agradable a la vista. Objetivo cumplido.

CÓMO ES EL GOES G 125 RT

Para explicar el parecido con la Vespa LX, hay que fijarse en las formas generales de carrocería, que recuerdan a este extinto scooter Piaggio. El faro, los cófanos€ Incluso en este caso Goes ha querido acercarla aún más con esa banda en la parte baja trasera con la leyenda "Super" que puedes encontrar en algunos modelos de Vespa (GTS Super Sport, por ejemplo). Pero ahí acaban las similitudes.



Una Vespa LX es un scooter con carrocería de chapa que hace de chasis autoportante. Por supuesto, lleva el clásico tren delantero de un solo brazo con suspensión por bieleta. Dentro portaba el motor LEADER de la marca, de aire, y en sus últimas versiones el motor de tres válvulas e inyección. El Goes es un scooter más convencional. Cuenta con un chasis tubular en acero, con una carrocería de plástico que solo es la "piel" del scooter, sin ninguna función como chasis. Debajo de esta carrocería encontramos el clásico motor de aire con culata de dos válvulas de origen asiático, en este caso con un equipo de inyección electrónica Delphi, básico para superar la Euro 4. En el tren delantero dispone de una horquilla de dos barras estándar, con un neumático de 10" como las Vespa más antiguas. La LX lo llevaba de 11".

Para frenar, Goes ha optado por un sistema CBS para cumplir con la Euro 4. Si tiramos de la maneta de freno trasero actúa también en parte el freno delantero. En este caso combina la acción de un tambor trasero y un disco delantero.

A nivel de equipamiento destaca el piloto trasero de LED. Una parrilla trasera cromada sirve para llevar algunos paquetes que no quepan en el hueco bajo el asiento, donde cabe un casco integral. Delante, una guantera amplia lleva cierre con llave y el suelo casi plano más el gancho portabolsas en el contra escudo hacen de este scooter un buen compañero a la hora de llevar cosas encima.

Para aparcar puedes elegir entre la pata lateral, que apaga el motor y no vuelve sola, o el caballete central, de fácil uso, ya que el scooter solo pesa 102 kg y está bien equilibrado en este sentido.

LO MEJOR

- Estética

- Buena capacidad de carga

- Consumo

- Precio

MEJORARÍA CON

- Suspensiones más efectivas

- Tacto de freno

- Prestaciones justas



CÓMO VA EL GOES G 125 RT

El Goes es un scooter muy ligero, corto, no muy alto, con un suelo casi plano y una posición de conducción muy natural. Así, es un scooter muy fácil de llevar y apto para cualquiera. El motor, con poco más de 8 CV, resulta suficiente para moverlo con cierta soltura sin tener excesivo nervio. Esto hace que sea aún más sencillo para los que no tengan experiencia en moto.

Ese suelo plano hace que sea fácil acceder al asiento. No está alto y resulta cómodo. En un guiño estético hacia scooter más antiguos que la propia Vespa LX que le sirve de inspiración, el asiento imita las formas de los asientos dobles antiguos, aunque realmente va montado entero sobre la misma placa, de forma que se levanta como un único asiento.



Arranca con facilidad. Una vez en marcha el sonido es contenido, no muy ruidoso, y tampoco hay vibraciones. Gira muy bien y es fácil maniobrar con él tanto subido al asiento como maniobrando de pie. Al igual que cualquier scooter con CVT, simplemente abres gas y sales. No hay riesgo de equivocarse: puedes abrir lo que quieras y el RT responde bien, sin brusquedades y se mantiene bajo control, ya que dispones de solo 8 CV y con una respuesta muy plana.

Ya en marcha se aprecian las ruedas de 10". Le dan ese andar con un cierto nerviosismo que cuando te acostumbras se convierte en una alta agilidad siempre que ruedes sobre buen asfalto. Los baches, con ruedas de 10", siempre parecen mayores. Además, las suspensiones cumplen, pero sin más. Algo similar ocurre con los frenos. Tiras de ellos y detienes el scooter, pero no hay un tacto firme ni se nota gran capacidad de detención. Cumplen, en utilización normal.

En ciudad, siempre que haya buen asfalto puedes aprovecharte de la ventaja que supone su gran agilidad y buen radio de giro. Es, además, compacto y ligero, por lo que no es difícil meterte por los huecos que te dejen. Ojo con las rayas blancas del suelo, con baches y con suelos húmedos: las suspensiones permiten llevar el scooter bajo control cuando todo está bien, pero no esperes que te ayuden cuando las condiciones no son buenas. Igual ocurre con los frenos: la falta de tacto hace que no puedas confiar en que se comporten exactamente como esperas si el suelo está mojado, pero sobre buen asfalto responden con propiedad.

ASÍ VEMOS EL GOES G 125 RT

En carretera: 2

En ciudad: 3

Pasajero: 2

Confort: 3

Equipamiento: 3

Consumo: 5

La gran ventaja del Goes G 125 RT reside en su economía. Consume unos raquíticos 3,03 l./100 km y ha sabido mantener un precio sensiblemente por debajo de los 2.000 € en una época en que los 125 han subido mucho por la aplicación de la Euro 4. Frenos combinados o ABS, inyección y otras medidas para cumplir la nueva normativa han afectado a los precios. Además, lo hace con una estética simpática, conocida y exitosa, reforzada por una mejora del equipamiento, con piloto LED, pata lateral con desconexión de encendido, caballete central, parrilla trasera cromada o asiento estilo retro. Así, en ciudad, es un scooter suficiente para llevarte y traerte por tus quehaceres diarios, resultando efectivo, ágil y fácil. En carretera se queda muy justo, con un motor que no es capaz de llevarlo más allá de los 90 km/h y una parte ciclo que tampoco permite grandes proezas en curvas o frenadas. Estas mismas condiciones hacen que tampoco la autovía sea su escenario favorito, desde luego. Sí que resulta cómodo, con un buen asiento, fácil acceso y buen mullido. Tampoco resultará incómodo para llevar pasajero, si bien la respuesta de suspensiones y frenos se ven más penalizadas si le cargamos con el peso extra de una persona detrás.



0
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Goes.
Precios del Goes con ficha técnica y equipamiento completo.