Prueba Goes 125 SK: Básicamente naked

Comentar Publicado el viernes 10 de noviembre de 2017
Prueba Goes 125 SK: Básicamente naked

Es el segundo modelo de marchas de la marca francesa, hasta ahora especializada en el segmento scooter. Frente a la primera 125 NK, la nueva Goes 125 SK se erige como una moto más económica pero en absoluto menos interesante.

Ya te mostramos la prueba de la Goes 125 NK. Ahora, por doscientos euros menos (2.295 €), la marca gala comercializa en paralelo la versión Goes 125 SK. Disponen de misma mecánica y chasis, así como de un equipamiento muy similar. De este modo, en principio la SK es una nueva opción con una estética diferente. También resulta algo más básica, menos sport, como demuestra en el diseño de sus fibras.



Como ves en las fotos, es una moto muy llamativa. Diferente y bien terminada, la Goes 125 SK es un producto definido bajo los patrones de los ingenieros franceses de Goes. Destacan sus líneas de naked sport, con ángulos y un estilo agresivo, conjugado con detalles utilitarios, entre los que encontramos esa estructura metálica que sirve de soporte a los tacos protectores laterales. También resaltan los detalles en rojo como los cantos de los discos ondulados.

El máximo protagonismo lo recibe, como en la NK, un sistema de audio exclusivo. Sobre el depósito se observa una consola con tres botones y una pantalla digital. Incorpora conexión Bluetooth al teléfono, desde el que puedes poner música o escuchar la que lleves en un USB que puedes colocar en el hueco bajo el asiento. Por cierto, no solo monta el enchufe USB, sino que también añade el propio lápiz de memoria incluido de serie, por lo que tan solo deberás cargar tu música en él.



Hay más aspectos similares a la NK, como su filosofía. Se trata de una moto de apariencia agresiva y deportiva que esconde una moto básica y económica, que gasta poco (2,77 l./100 km), gira bien y que se encuentra más cómoda en la ciudad que en la carretera. Cuenta con un motor de inyección, aire y dos válvulas, con un desarrollo de transmisión corto que le da fuerza y buenas aceleraciones, pero que limita su velocidad punta.

Cómoda, económica, llamativa y bien equipada, es una opción interesante para quien busca una moto de marchas para moverse por ciudad.

CÓMO ES LA GOES 125 SK

En un mercado donde las 125 cc se han convertido casi en masa a la estética retro y café racer, las Goes se mantienen fieles a un estilo naked sport agresivo y actual. En esta versión Goes 125 SK observamos una carrocería de menos piezas, más estilizada y ligera que en la NK. Consigue mantener el estilo sport al tiempo que denota esa pretensión utilitaria y ciudadana superior que en la Goes 125 NK. Es, por así decirlo, una versión menos deportiva y más utilitaria que esta otra Goes, aunque compartan mecánica y chasis.

Como es habitual en este tipo de motos, el chasis es de tubo de acero, con una estructura central superior de la que cuelga el motor. Es de cuna abierta, donde el propio motor cierra el chasis por abajo. En la SK se ha colocado esa estructura lateral de tubos sobre la que se montan los protectores de plástico. Imita así un chasis multitubular, pero si te fijas verás que no es parte del chasis, yendo atornillado a los lados del chasis y sujeto con una abrazadera por la parte delantera al tubo que baja para colgar el motor.

El motor sigue siendo un propulsor de aire con culata de dos válvulas y cambio de cinco velocidades, bastante estándar y básico, pero incorpora inyección electrónica, en este caso firmada por Delphi. Se declaran 12 CV a 9.000 rpm y un par de 9,5 Nm a 7.000 rpm.



La parte ciclo se completa con una horquilla estándar y una suspensión trasera de un solo amortiguador central anclado directamente al basculante. Es también un elemento muy original que da personalidad a la moto. Está conformado por dos tubos redondos por cada lado. Para frenar cuenta con sendos discos ondulados, con un sistema de frenada combinada CBS.

En cuanto al equipamiento, además de la originalidad de llevar el equipo de música con los altavoces escondidos en loa placas laterales, añade un completo cuadro, luces LED de posición e intermitencias, caballete central y pata lateral con desconexión del motor que no permite tener la moto sobre ella con motor en marcha.

LO MEJOR

- Consumo (2,77 l./100 km)

- Precio (2.299 €)

- Equipamiento

MEJORARÍA CON...

- Desarrollo de transmisión muy corto

- Vibración elevada a altas vueltas

- Pata lateral que no apague el motor en punto muerto



CÓMO VA LA GOES 125 SK

Esta SK no quiere ser una deportiva de última generación, sino más bien una moto utilitaria, con un cuidado aspecto y una estética actual. Está bien elaborada y no se ven en ella detalles de mala terminación ni en materiales ni en fallos de pintura o acabados. Un asiento a 815 mm de altura, en una moto de buen tamaño, con una posición de conducción bastante relajada, estrecha en la zona del asiento y, en general, cómoda en parado, hacen que sea muy práctica en ciudad. Tampoco pesa poco y moverla es fácil.

En marcha no hace un ruido elevado ni hay vibraciones o sonidos raros. Es suave al ralentí y éste es estable. Ahora bien, no puedes dejarla sobre la pata lateral, ya que ésta apaga el motor aunque no tengas marcha engranada. Hay un caballete central, lo que permitirá, si quieres, calentar el motor mientras te pones guante y casco. Metes primera y sales.

Gira bien, resulta ágil y el tacto de mandos es perfecto. A bajas vueltas se muestra como una moto agradable y se nota, desde el principio en primera, que se ha buscado un desarrollo de cambio muy corto. Tiene fuerza, desde luego, y el motor ofrece una respuesta agradable. Vas cambiando marchas, sin necesidad de subirlo mucho de vueltas y descubres que le gusta más girar en medios y bajos que arriba del todo, Sube bien de vueltas, pero entonces sí es algo sonoro y aparecen algunas vibraciones. Además, el cambio corto se le nota más en quinta (no hay sexta marcha), como es lógico, donde ves que la moto va cómoda alrededor de los 80 ó 90 km/h. Supera los 100 km/h, pero ahí si que hay vibraciones y ruido y el motor rueda ya cerca de su tope ya.



La parte ciclo, con esta mecánica, va sobrada. Las suspensiones tienen un tarado muy neutro, ni muy duro ni excesivamente suave. Es cómoda y sujeta la moto de forma adecuada. Equipa neumáticos CST con buen agarre en seco. Los frenos también son dignos de elogio. En general, los sistemas de frenada combinada CBS obligatorios (o esto, o ABS) por la Euro 4 no siempre están bien tarados, pero en esta moto son perfectos, ya que frena bien y mantienen buen tacto en la maneta y el pedal.

Con todo esto, la Goes es una moto ideal en ciudad. Ese cambio corto, buen tacto, comodidad, radio de giro... En la ciudad se encuentra en su salsa, donde puedes incluso circular en 5ª mucho tiempo, porque es capaz de rodar hasta a 40 km/h en directa sin protestar. Con buen agarre por las ruedas y suspensiones, puedes inclinar sin temor en la curvas, pero se queda justa de prestaciones en carreteras y autovías, con un crucero alrededor de 80 km/h. Eso sí, siempre podrás buscar un piñón de ataque de un diente más y cambiar así ese desarrollo corto por uno algo más largo que mejore su capacidad en la carretera.

ASÍ VEMOS LA GOES 125 SK

En carretera: 3

En ciudad: 4

Pasajero: 3

Confort: 4

Equipamiento: 3

Es la segunda moto de marchas que nos llega de Goes y vuelve a acertar con un planteamiento de moto utilitaria económica, de cuidada terminación y de estética sport, moderna y acertada. Tampoco han pretendido hacer una deportiva y conscientes del potencial del motor, con solo 12 CV, han querido comercializar una moto eminentemente ciudadana. Un desarrollo corto permite aprovechar bien el motor en cualquier circunstancia en ciudad, donde la 5ª es capaz de mantener el motor a bajas vueltas circulando por casi cualquier calle. Así, la moto sorprende por un bajo consumo (2,77 l./100 km), por debajo de la media de la categoría. Es cómoda, tanto para el piloto como pare el pasajero, a pesar de que el asiento trasero va elevado. Buen nivel de equipamiento, aunque con el efecto de la pata de cabra que no permite tener el motor en marcha, en carretera la Goes es capaz de mantener un crucero de 80 km/h y logra pasar los 100 km/h, parando el GPS en 104 km/h reales, ahora bien, con bastante vibración y ruido.

RIVALES DEL GOES 125 SK

La entrada en vigor de la Euro 4 ha supuesto, en muchos casos, un cambio profundo en el mercado de la moto. Uno de los que más ha cambiado es precisamente el de las motos básicas de 125 cc de marchas, un segmento al que antes se accedía por poco más de 1.000 € y que ahora ha subido bastante en sus precios medios debido a la introducción de inyección, frenos CBS, etc.

Aquí te ponemos las Euro 4 de estética sport y prestaciones de utilitaria que se colocan en precio a partir de los 2.000 €. Quedan algunas más barata pero casi todo lo que encuentres son restos de serie Euro 3 todavía sin vender, mientras que la Goes SK es ya Euro 4.

Goes 125 NK: 2.495 €

Una de las rivales más claras se la SK es su propia hermana Goes 125 NK, que con la misma mecánica y chasis, con una carrocería más sport y sofisticada solo encarece 200 € el precio final. Una moto similar en todo que también incorpora el original sistema de audio integrado en el depósito, pero que declara algo menos de potencia. Lo cierto es que en prestaciones es muy similar a nuestra protagonista.





 

Honda CB 125 F: 2.549 €

La Honda CB 125 F es la heredera de una larga saga de 125 cc de 4T. Se presentó hace casi dos años como sustituta de la CBF 125, con un motor evolucionado desde aquél y un nuevo chasis, en una moto que mejoraba la imagen de la ligera Honda. 11 CV declarados, en una moto de solo 128 kilos en orden de marcha, tiene unas prestaciones similares a la Goes pero una mayor finura de marcha, como cabe esperar de una moto con el logo del ala en el depósito.



Keeway RKV 125: 2.199 €

La RKV fue de las primeras 125 cc que adoptaron esta solución de parecer una deportiva por fuera, manteniendo el motor y prestaciones de una moto básica y lo hizo bien, dado el éxito que han tenido. Es más detallista que la Goes en este aspecto: horquilla invertida, amortiguadores traseros con botella separada, faro con formas angulares y grande presidiendo el frontal€La RKV es una moto muy aparente, de prestaciones parecidas a la Goes. Además, consigue todo esto con un precio aún más bajo, superando por muy poco los 2.000 €.



Macbor Shifter MC1 125i: 2.599 €

Recién presentada, pertenece a la nueva gama desarrollada bajo marca propia por Motos Bordoy y dentro de ella, la Macbor Shifter MC1 125i ocupa el lugar justo de la naked de estética sport. una moto dulce y suave, con un equipamiento algo superior al de sus rival francesa, también puede presumir de un chasis más sofisticado, multitubular en acero y horquilla invertida.



MH NKZ 125: 2.095 €

Otra marca española, en este caso renacida no hace mucho tiempo, cuya estrategia actual se asemeja a la de Goes, trabajando con fábricas chinas pero definiendo desde aquí como son las motos que se van a comercializar. En este caso, la MH NKZ 125 es precisamente una moto básica con una carrocería de cierto estilo sport, con detalles como los amortiguadores de botella separada. Uno de sus mejores argumentos, un precio muy contenido.




UM Motorcycles Xtreet RC: 2.295 €

Exactamente el mismo precio que la Goes tiene esta Xtreet que, con chasis multitublar similar al de la Shifter de Macbor resulta llamativa por los colores empleados en la terminación de ese chasis: un verde flúor que contrasta con una carrocería de estilo "streetfighter" y motor básico de aire para el que se declaran 13 CV.



Yamaha YS 125: 2.799 €

Yamaha tiene en catálogo, desde hace años, una 125 básica para cubrir este segmento, como han hecho desde siempre. A las famosas y exitosas YBR las ha sustituido este año por esta nueva YS, de estilo moderno y elegante, con menos pretensiones sport que sus rivales pero de funcionamiento suave y preciso.



0
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Goes.
Precios del Goes con ficha técnica y equipamiento completo.