La seguridad es cosa de todos

05.12.2013 | 14:42
La seguridad es cosa de todos
La seguridad es cosa de todos

"En las motos, el chasis eres tú", "sólo hay dos tipos de motoristas: los que se han caído y los que se van a caer"... Lejos de frivolidades, la seguridad es un tema muy serio y entre todos siempre podemos hacer algo para mejorar.

Hace unos días estuve presente en una reunión con representantes de la práctica totalidad de las ramas del sector de las dos ruedas en nuestro país. Este evento se denomina "Club de previsión de las dos ruedas" y está organizado por MSI, empresa referencia en la consultoría para el marketing automovilístico. Aglutina a directivos de marcas de motos, importadores, concesionarios, la patronal del sector (ANESDOR), de neumáticos, seguros, prensa, consultarías... un completo elenco de la práctica totalidad de los sectores implicados en el mundo de la motocicleta.

Uno de los aspectos que más preocupa es todo lo relativo a la seguridad y la imagen de la moto en este sentido. La temática de la seguridad en las dos ruedas ha sido, es y será un foco constante de debate entre seguidores y detractores, sobre todo en lo que respecta al sentido de la moto como medio de transporte que facilita la movilidad urbana en nuestras ciudades. Si el propietario del carné de coche puede llevar una moto/scooter de 125 cc con las ventajas que ello reporta en cuanto a ahorro de tiempo y dinero, ¿hasta qué punto la percepción de la moto como un instrumento poco seguro provoca que no se haya vivido un auge mayor en las ventas de este sector?
 
Como motorista de toda la vida, creo que no hace falta que te diga cuál es mi posición al respecto. Sin embargo, apoyar la moto no significa ignorar el peligro potencial que puede derivarse de su disfrute, una probabilidad de la que, obviamente, no está exento ningún medio de transporte moderno. Por eso creo que es el momento de distribuir responsabilidades entre todos los actores que tienen algo que ver en el concepto general "moto", empezando por nosotros mismos, para conseguir que, algún día, la máxima de "las motos son peligrosas" no sea general en nuestra sociedad:
 
El motorista
 
Es evidente que el primer interesado en no sufrir un accidente es el propio motorista. Por mucho contenido lúdico que tenga el pilotaje sobre dos ruedas, en ningún instante se puede olvidar conducir por ti y por los demás, estar siempre alerta adelantándote a los imprevistos y nunca forzar situaciones que impliquen superar tus posibilidades. Además, decántate por el equipamiento que te ofrezca un  mayor nivel de seguridad. La desgracia para nuestro entorno es que sólo hace falta que unos pocos no sigan estos principios básicos para que se generalice una imagen errónea. Hay que seguir poniendo todo de nuestra parte para que esto no sea así.
 

Los fabricantes
 
Se están haciendo notables avances tanto en seguridad activa como en seguridad pasiva. Y cuanto mayor sea la percepción de seguridad de las motos, más potencial de mercado habrá. Cada vez es más habitual ver modelos equipados con ABS, control de tracción, equipamiento con airbag... El problema es que se siguen percibiendo como soluciones caras. ¿Es así? Ponte a calcular el ahorro que te supondría evitar un accidente o reducir sus consecuencias por disponer de estas innovaciones: seguro que te resultan baratas. Pero también es cierto que las marcas deben extender estos avances a la práctica totalidad de sus modelos en el futuro. No son organizaciones benéficas, es cierto, y el desarrollo de estas tecnologías implican un gran gasto de investigación. Pero también lo es que, al tratarse la mayoría de ellas de productos electrónicos, su estandarización, producción y comercialización masiva resulta sencilla y nada onerosa.
 
Responsables públicos
 
No es de recibo que en el nuevo plan educativo LOMCE no se haga ninguna mención a la educación vial. El Senado rechazó incluir esta materia en las aulas, cuando se trata de uno de los aspectos en los que el 100% de la ciudadanía se ve obligado a interactuar con el resto de la sociedad en el día a día. Por tanto, es un motivo de enseñanza esencial desde las edades más tempranas. Uno de los problemas más habituales en la mayoría de los conductores de coche respecto a la moto es que ni siquiera las tienen en cuenta a la hora de compartir la vía. Si desde pequeños se fomentan principios como éste, así como la conducción responsable de motos y coches, la seguridad de las dos ruedas saldrá muy reforzada.
 
La prensa
 
Todos podemos aportar nuestro grano de arena para incentivar la seguridad de la moto, y los medios especializados de información tenemos mucha responsabilidad en este sentido. Siempre queda atractivo mostrar imágenes radicales de pruebas de motos con el piloto rozando el asfalto, haciendo "wheelies", quemando rueda... ¿A quién no le gusta? Pero siempre que sea en circuito, nunca en carretera abierta, en cuyo caso se da la imagen más peligrosa del mundo de la moto. Poco se puede protestar cuando no se da ejemplo. En esta crítica también es válida para marcas de motos que basan sus campañas de imagen y publicidad en comportamientos nada razonables en vías abiertas al tráfico.
 
Las compañías de seguros
 
La experiencia es un factor clave al montar en moto, cómo no. También lo es el aprendizaje. Por mucho que te creas que sepas, siempre puedes aprender alguno nuevo. Los cursos de conducción tendrían que asumirse como un proceso casi de obligado cumplimiento. Aquí volvemos a encontrarnos con la traba económica y de nuevo vuelvo a proponerte el razonamiento que antes te hice respecto a la seguridad: si por hacer un curso de conducción has evitado un accidente, no se me ocurre mejor inversión en ti mismo. Ahora bien, hay que fomentar esta práctica y una de las soluciones podría ser la reducción de los recibos de seguro a aquéllos que hayan realizado cursos de este tipo. El factor riesgo se reduce para la compañía, por lo que sería una alternativa perfectamente viable.
 
Estoy convencido que se te ocurren mil formas o iniciativas para promover la seguridad de la moto. Algunas están en nuestras manos, otras no, como la necesaria mejora de las infraestructuras, la reforma de los guardarraíles, la reducción del IVA para el equipamiento... Te invitamos a compartirlas con nosotros. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
fórmulamoto.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de fórmulamoto.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Quad & Jet Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal