Marc Márquez "El andorrano"

09.12.2014 | 09:47
Marc Márquez "El andorrano"
Marc Márquez "El andorrano"

El tetracampeón del mundo ha pedido oficialmente la residencia andorrana. Así lo difundió el Diari d´Andorra del pasado sábado, 6 de diciembre, día de la Constitución. La noticia fue divulgada por los periódicos españoles y se convirtió de inmediato en trending topic en las redes sociales. Abunda la crítica por su evasión "legal" de impuestos. Su imagen se ve seriamente deteriorada.

El Principado de Andorra concederá a Marc Márquez rango de "residente sin trabajo por razones de interés científico, cultural o deportivo" en la próxima semana. Para lograr la residencia andorrana deberá pagar 50.000 euros al Institut Andorrà de Finances como canon de entrada para establecer "la residencia principal y efectiva". También le obliga a tener un domicilio en propiedad y a satisfacer un tributo fiscal especial de 30.000 euros anuales. Dentro de cinco años pagará el 10% de sus retribuciones. Un 39% menos de lo obligado en España.



El personaje deportivo más admirado por el gran público ha perdido el fervor popular.
Su simpática cara aniñada, la espontánea sonrisa, el correcto ademán con gesto y actitud traviesos, se han diluido de la complacencia social. El pueblo en general y sus fans en particular, no ven de buen grado que se escaquee de sus obligaciones con la Hacienda Española donde tributa la totalidad de contribuyentes sometidos a una nómina o a cualquier otro devengo profesional. La inmejorable imagen de Marc Márquez se ha visto sesgada ante la ciudadanía. Eso puede pasarle factura con sus patrocinadores personales. Las grandes empresas son poco amigas de ver airear en la prensa los asuntos personales de sus patrocinados.

Las grandes retribuciones se ven gravadas en España por el 56%; en 2015 será del 49%. A Marc Márquez le supone pagar 5,6 millones este año y el próximo 4,9 millones de euros por su ficha de 10 milllones anuales que percibe de Honda desde su último contrato firmado hace unos meses. También ha de satisfacer el mismo porcentaje por las diversas retribuciones de sus patrocinadores personales estimadas en otros 4 o 5 millones. Está claro que eso duele. Pero también es patente que le queda una cuantiosa suma de millones limpios anuales para engrandecer notablemente su patrimonio. Hace tan solo tres años no podía ni imaginarse encajar esos importes por devengo de su profesión deportiva. Es un afortunado. 

Cabe entender que Marc Márquez no ha estado bien asesorado para ese cambio de residencia española por la andorrana con fines fiscales. Lógicamente se ahorrará un buen puñado de millones anuales, pero tendrá a los inspectores de hacienda siguiéndole los pasos cual inspector Gadget. No cejarán hasta pillarle en el más mínimo desliz "residencial". Entonces, la multa y el pago de impuestos atrasados serán enormes. Mucho más elevados que la cuantía ahorrada. Así lo han padecido notables deportistas y artistas en los últimos años: Arantxa Sánchez Vicario y Montserrat Caballé son las "andorranas fiscales" más recientes. Eso, sin olvidar el sonado caso de Valentino Rossi en Italia cuando alegaba residir en Londres, acogido al régimen fiscal especial para extranjeros notables, pero vivía en su Tavuglia natal.

La ley española obliga a permanecer 183 días anuales fuera del territorio nacional a quienes se domicilien en países con privilegio fiscal. Hacia ahí dirigen sus pesquisas para probar el delito del defraudador cuando sigue viviendo en un domicilio español. Por otra parte, la ley andorrana obliga a una permanencia mínima de 90 días/año para mantener la residencia en el país. Ciertamente Marc Márquez viaja continuamente en el desempeño de su profesión como también lo hacían los personajes antes citados, pero los inspectores de Hacienda hallaron toda suerte de pruebas para hacerles pagar por su evasión fiscal. Ya lo dice el proverbio: "Hay dos cosas a las que nadie escapa, Hacienda y la muerte". Es duro, pero veraz.

Marc Márquez se ha metido en una ecuación residencial no fácil de solventar para cumplir con esos 183 días vividos fuera de España y con los 90 días morando en Andorra. La distancia (120 km) entre su nueva residencia en el Principado y el domicilio paterno de Cervera es corta y tentadora para no pernoctar en ella con una frecuencia que le puede dificultar cumplir los 183 días preceptivos. Para un joven de 21 años que ha tenido una cálida vida de unión familiar se le hará muy cuesta arriba vivir en solitario entre las montañas pirenaicas.  Voces cercanas al prodigio motociclista cervariense, apuntan que su hermano Álex compartirá domicilio con Marc y también optará a la residencia andorrana en un futuro mediato. De ser así, la vida se les hará más llevadera en Les Valls d´Andorra. También los inspectores de Hacienda podrán hacer doble trabajo simplificado. Serán objetivo fácil a menos de residir realmente medio año fuera de España, entre circuitos y nieves pirenaicas. Tan cerca, pero tan lejos de su estimada pista de Rufea donde entrenan al calor del hogar familiar. Quizás se inventen un nuevo "flat track" en algún llano andorrano. 

Cuanto dicho sirve asimismo para otros "emigrados fiscalmente" tales que Jorge Lorenzo (residente en Lugano, Suiza, al igual que Alberto Contador), Dani Pedrosa habitante de Nyon (Suiza), los hermanos Espargaró, Joan Barreda, Purito Rodríguez, en Andorra y tantos otros de los que no ha trascendido públicamente su cambio de residencia fiscal. Pero en la Agencia Tributaria sí consta. Marc Márquez y sus asesores deberán tenerlo muy en cuenta.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
fórmulamoto.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de fórmulamoto.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Quad & Jet Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal