Maverick Viñales a MotoGP 2015 con Suzuki ¿Precipitado?

15.07.2014 | 13:44
Maverick Viñales a MotoGP 2015 con Suzuki ¿Precipitado?
Maverick Viñales a MotoGP 2015 con Suzuki ¿Precipitado?

El piloto gerundense tiene una oferta del equipo oficial Suzuki para dar el salto a MotoGP. Los rumores apuntan que Maverick Viñales compartiría box con un Andrea Dovizioso que pondría fin a su etapa con Ducati. 

Más que un rumor es un secreto a voces. Maverick Viñales tiene una oferta firme de Davide Brivio para correr con Suzuki en 2015. Maverick se relame los labios. Saltar a MotoGP de la mano de un equipo oficial nubla la vista. Poco le importa que sea con la "neodebutante" Suzuki. Al fin y al cabo también él será debutante en la clase reina con la única misión de aprender el complicado oficio de piloto MotoGP. Eso significa adentrarse en los vericuetos de múltiples reglajes y complicada electrónica. A su lado militará –previsiblemente- el experto Andrea Dovizioso como encargado de desarrollar la nueva Suzuki de MotoGP 2015. Davide Brivio tiene diseñado su equipo ideal con un experto veterano y un joven de futuro. 



Maverick Viñales tiene contrato vigente con Sito Pons hasta finales de 2015 con una cláusula de rescisión que satisfaría Suzuki caso de ultimarse el acuerdo con la marca japonesa
. "Mack" está determinado a dar el salto. ¿Al vacío? Ese es el enigma. Las nueve carreras disputadas en Moto2 han reafirmado su innegable calidad de piloto con gran futuro. Por eso lo desea Davide Brivio. De todas formas, dar el paso a MotoGP antes de acabar su formación en Moto2 podría serle muy perjudicial. No sería el primero en tomar la decisión equivocada. Muchos lo dieron antes y se vieron obligados a deshacer el camino. Mika Kallio es uno de los más recientes. También Toni Elías pasó por esa aspereza antes de ganar el título de Moto2 en su primera edición. De poco le sirvió. Luego ha debido recalar en un equipo de Superbikes sin recursos como último remedio de salvación. En otros tiempos, fue Anton Mang quien se estrelló en la clase reina antes de volver a las intermedias 250-350 donde triunfó meridianamente. Otros, en similar tesitura, pusieron prematuro fin a sus carreras deportivas cegados por los cantos de sirena de 500/MotoGP.

La apuesta de Maverick Viñales para abandonar Moto2 antes de hora, puede pasarle severa factura en su carrera deportiva. Es un riesgo que está dispuesto a correr al amparo de la ilusión sin reflexión. Confía en él y en su capacidad de pilotaje. Está seguro de sí mismo, aunque en realidad no sabe si la piscina está llena o vacía. Su trayectoria natural sería completar el recorrido de Moto2 para ganar el título en 2015 y postularse como un valor al alza en MotoGP 2016. Será el año de los grandes cambios en la clase reina y también de las grandes posibilidades para hacerse con una moto de primera fila y brillar de inmediato. El proyecto Suzuki es una aventura de ignoto desenlace. Los resultados alcanzados por Randy de Puniet todavía distan de cuanto es deseable para alinearse en una parrilla de MotoGP con perspectivas de medirse con las Open RCV 1000R de Honda. Les queda un buen trecho por delante. La temporada 2015 será año de penurias para Suzuki. Ergo para Maverick Viñales.

Antes de aventurarse a dar tamaño paso, Maverick Viñales debe tomar conciencia de que todavía no ha adquirido plenitud de oficio en Moto2. Sus carencias para poner la moto a punto en Sachsenring y descubrir las trayectorias con casi el triple de potencia en el puño lo evidencian. Padeció lo indecible a lo largo de las cuatro sesiones de entrenamientos perdido en las profundidades de las listas de tiempos. Salvó con cierto decoro la clasificatoria. En el warm up mejoró los settings. In extremis enmendó las penurias en la carrera con una de sus brillantes actuaciones a golpe de talento. Eso da oficio para ganar el título al año siguiente y adquirir formación de futuro. Es lo que ha hecho Tito Rabat. Antes lo hizo Pol Espargaró. Uno ya es campeón. El otro anda en ello.



La prisa es mala consejera, reza el refrán. Es indudable la alta calidad de Maverick Viñales como piloto. La ha demostrado. Tampoco plantea dudas su proyección de futuro en MotoGP. Pero sucede a menudo que al precipitarse se dé un traspiés que mande al garete el mejor de los pronósticos para un diáfano porvenir. Le convendría no olvidar que ganó el título de Moto3 tras repetir curso. En esos dos años cimentó conocimientos que ahora le dan rédito en Moto2. Le conviene perseverar en la misma trayectoria pensando en MotoGP 2016. Chi va piano va lontano, dicen en Italia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LOCALIZACIÓN  
fórmulamoto.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de fórmulamoto.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Otros medios del grupo: Luike | Autofácil | Quad & Jet Datos Editorial | Política de Privacidad | Aviso legal