Hasta la última gota 

Inflexión en Sachsenring

16.07.2013 | 10:42
Inflexión en Sachsenring

El corto y enrevesado circuito de la Sajonia no ha dejado títere con cabeza. La mayoría de pilotos de MotoGP se ha dado de bruces en el suelo. El "circuito de karting", como lo definió en su día Loris Capirossi, se ha cobrado la participación de los dos gallos del campeonato. Los máximos candidatos a la victoria alemana y al título mundial han estado ausentes del G.P. teutón. Magnífica ocasión para el "Enfant Terrible", quien se ha encontrado la puerta abierta para ganar su segundo GP y liderar la provisional. El campeonato ha dado un imprevisto vuelco que sitúa al "rookie" en la senda de la gloria. Pero el triunfo en ausencia de Jorge y Dani no lo ha saboreado como el de Austin: "Ha sido una carrera totalmente distinta a las que he hecho hasta ahora en MotoGP. Sin Dani ni Jorge en la pista es distinto; con ellos en la pista es más bonito, también para el espectáculo y para la afición. La sensación de victoria es diferente a la que tuve en Austin". Conociendo a Marc, no dudamos de su total sinceridad en estas declaraciones que apostilla con sensata realidad de la situación sin ambages: "Cuando hay movimiento por delante siempre es más divertido, pero ahí están los 25 puntos y al final valen igual". Reflexión de frío campeón.

En el asunto de las caídas hubo diversidad de opiniones en Sachsenring. Unos las atribuían a la necesidad de un neumático delantero asimétrico (Rossi y Dovizioso), a lo que en Bridgestone respondieron que no servía de nada. Otros, a la compleja pista con solo dos curvas a derecha y diez a izquierda. Seria asimetría, para peor castigo de los flancos de los neumáticos. Rossi y Dovizioso abundaron en el delantero asimétrico: "Los Bridgestone necesitan alcanzar temperatura para rendir bien. En este caso se llega a una curva rápida de derecha tres seis curvas seguidas a izquierda. De la misma forma que tenemos el trasero asimétrico, con dos mezclas distintas en cada lado, también debería ser así el delantero. Eso podría mejorar la situación", razona Vale. En la misma tesis se basa Dovizioso: "Sería buen asunto tener también un neumático asimétrico delantero, hace tiempo que lo pedimos. Aquí utilizamos el mismo neumático que en Malasia. El lado izquierdo funciona bien, pero el derecho no. Es blando, sí, pero yo también me he caído con él". En esa caída, Dovi destrozó el nuevo chasis Ducati probado la semana anterior en Misano con satisfacción. Era ejemplar único y solo pudo dar cuatro vueltas. Nueva contrariedad en la evolución de Ducati.



A todo ello, Bridgestone emitió un comunicado de prensa para salir al paso de los quejosos comentarios de los pilotos: "Hemos contemplado esa posibilidad, pero no serviría de nada adoptar esta construcción delantera. La cuestión de las temperaturas es completamente distinta en las dos ruedas. El trasero se calienta de forma distinta porque es la rueda motriz y esto influencia de manera enorme su temperatura. En la delantera es todo distinto, hemos estudiado atentamente el problema y hemos llegado a la conclusión que utilizar una construcción asimétrica no resolvería el problema. Adoptar una mezcla mucho más blanda en un lado no garantizaría mayor temperatura y además daría problemas de estabilidad". Como dice el Evangelio: "Palabra de Dios, alabado sea el señor".

Refiriéndose a la fatídicamente famosa curva 11 y sus caídas, Valentino se ha referido el circuito en si mismo: "Por la mañana han caído Dovizioso e Iannone. Por la tarde Jorge y Crutchlow... Esa curva es demasiado peligrosa, es en bajada y muy rápida, a más de 230 km/h. Se llega con la goma fría de ese lado porque viene precedida de seis curvas de izquierda. Yo también me caí en 2011, me acuerdo muy bien. Hemos de hablar de eso en la Safety Commision, pero es difícil encontrar una solución. La única sería rediseñar su trazado, pero mientras es fácil aumentar los espacios de fuga, cambiar una curva no".

Razonable reflexión de Rossi. Tono respetuoso, aunque demasiado benevolente para una pista de menor predicamento que este año ha contabilizado más de medio centenar de caídas. El Sachsenring de la época moderna no se corresponde a los estándares del Mundial s.XXI. Necesita una remodelación urgente, o quizás cambiar de enclave el G.P de Alemania. El país dispone de magníficos circuitos como son Nurburgring y Hockenheim donde se han celebrado decenas de GGPP con suma complacencia de los pilotos. El G.P. de Alemania 2013 es punto de inflexión para Sachsenring. Dorna, IRTA y FIM tienen la palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

anteriorsiguiente
anteriorsiguiente