Manugasss: ¿un adiós prematuro?

03.07.2013 | 11:08
Manugasss: ¿un adiós prematuro?

Hoy más que nunca, me apetece (y necesito) escribir la crónica de lo que hemos vivido con Manugasss el fin de semana dleo 29 y 30 de junio en Albacete. Más que nunca, y tiene que ser aquí, porque si hoy ha podido correr, ha sido en gran parte gracias a muchos de vosotros. ¿Y por qué lo necesito? Porque hasta ahora Manu ya nos había demostrado lo bueno que es, el talento que tiene, su ambición, su serenidad y tantas otras cosas...pero desde hoy, pienso de verdad que Manu es el mejor piloto que ha dado este país en mucho tiempo. Es incluso mejor de lo que yo mismo pensaba hace no mucho. Pensareis que estoy loco, que no soy objetivo o que me dejo llevar por la pasión. Yo lo tengo claro, no pretendo convencer a nadie. Pero lo bueno es que mucha gente que sabe de esto bastante, se nos han acercado hoy para decirnos prácticamente lo mismo o cosas muy parecidas. Eso no significa que vaya a ser el próximo Márquez (aunque dudo que con 10 años ni el mismísimo Marc Márquez fuera tan rápido como Manu). No, no estoy diciendo eso, porque esto depende de mil factores aparte del dinero y es dificilísimo llegar arriba del todo. Además, un niño se puede torcer, se puede lesionar, pero este chico es muy especial. No imagináis lo claro que lo tiene.

Sé que últimamente no hago más que hablar de Manugasss, Manu por aquí, Manu por allá, tanto que a alguno le puede hasta resultar un poco cansino el tema. Por supuesto nadie está obligado ni a colaborar con él, ni siquiera a leer las sabanacas que escribo de él, aunque, visto lo visto, parece que gustan, porque las leen muchísima gente que se me acercan a decírmelo en los circuitos, y yo creo que ya le conocen hasta más que a mí. Yo encantado. Lo cierto es que ya casi nunca escribo de mí, porque casi no hay presentaciones de motos deportivas, y de momento, he dejado de correr. No porque no pueda, pero es que este enano ha conseguido algo que nada ni nadie había conseguido antes: que me apetezca más ir con él a las carreras a ayudarle que correr yo mismo. Es increíble, pero no tengo el más mínimo síndrome de abstinencia por correr. Si me lo dicen hace unos meses no me lo creo. ¡Aunque eso no quiere decir que algún día haga alguna carrerita! Jejeje

Voy a pasar a contaros el fin de semana, que aunque no ha ganado (como todos esperábamos que iba a suceder), ha sido algo apoteósico. El viernes, en los entrenamientos libres, ya se veía que el chaval iba a por faena. Desde el primer entrenamiento iba fortísimo, marcando 46 en Albacete con una facilidad increíble. No había nadie rodando como él de rápido ni de lejos; ni los pilotos italianos del equipo oficial RMU, ni los chicos del Team 99 de Amatriain, ni Monlau, ni ningún otro de los pilotos punteros de la categoría (y os recuerdo, muchos de ellos, repetidores de 2º año en 80GP, siendo Manu debutante con sólo 10 años). La motito parecía que iba bien, nada espectacular, pero es que Manu tiene un paso por curva tan descomunal, que hace la moto correr más en las rectas. Aunque claro, no podía ser todo tan fácil y tan bonito. Tenia que complicarse para no perder las costumbres...y se gripó el motor. Creemos que por un exceso de temperatura, o porque ese cilindro tenia ya más kilómetros que un taxi. Pero bueno, no era tan grave, porque teníamos uno de recambio recién nicasilado. Así que lo montamos para la última sesión de libres. Manu le hizo un poco de rodaje y tiró un par de vueltas. La cosa pintaba muy bien, marcando un 1,45,8. ¿Vosotros sabéis lo poco que corren estas motos? En este vídeo que grabé detrás de Manu hace unas semanas con una HP4 se ve claramente y eso que en el video estábamos haciendo 1,51... Si en el video en las curvas ni le olía haciendo 1,51, imaginad cómo iba por las curvas rodando en 1,45, ¡y eso con 20 CV!

20 CV de verdad, ni uno más ni uno menos. Porque al acabar los libres fuimos al banco de potencia de la organización a ver cómo estábamos de potencia, y eran los que teníamos. Lo curioso es que el límite por reglamento son 22 CV. Si te pasas en cronos o carrera, estás fuera. La gente se vuelve loca porque van pasados de CV y tienen que bajarlos. Y nosotros con 20. Eso sí, con una curvita de potencia muy buena (¡POR FIN!). El enano nos dice al bajar de la moto que puede hacer 1.44 tranquilamente. "Pero Manu, ¿cómo vas a hacer 1,44? Eso es una barbaridad con esta moto. Bastante rápido has ido ya, que le estás metiendo mas de 1" al siguiente. Relájate anda".

Al acabar los libres, tuve que coger el coche y bajarme para el circuito de Almería, ya que este fin de semana teníamos rodada con CM-3 sábado y domingo. Me iba a perder los cronos del sábado, pero al acabar la rodada, volvía el mismo sábado por la noche para Albacete, para estar el domigo con todo el equipo. Así que en Almería me pasé más tiempo al teléfono que pendiente de la rodada. ¡Menos mal que tengo unos socios y monitores majísimos que me lo perdonaron! Se suponía que la sesión buena era la primera, porque luego, por la tarde, haría mucho más calor. Pusimos (pusieron, porque yo no estaba) una goma trasera con pocas vueltas, y efectivamente, POLE con 1,45,5, pero el segundo a sólo 2 décimas. No me convencía. ¿Y si alguien bajaba tiempos en el segundo crono y nos quitaban la Pole? No podía ser, teníamos que salir en Pole. En esta carrera era más importante que nunca. Luego veréis porqué. Llamé a Ángel –Padre de Manu- y le dije. "Tío, vamos a rascarnos el bolsillo y vamos a poner un neumático nuevo". Efectivamente hacía mucho más calor en el segundo crono. Lo normal era que nadie bajara su tiempo. Yo llamé a Carlos Vazquez, que me lo estuvo narrando casi todo el tiempo por teléfono. Sale de Boxes...y Manu que no pasa, que no pasa, que no pasa y que no pasa. ¡Madre mía, se me salía el corazón! Si la moto había roto otra vez, para casa. Pues resulta que no había roto. Por una chorrada, se había parado en la rápida antes del garrote. P.J Vallespí llevó a Manu con el scooter al box. Y la moto llegó en la grúa a falta de 6 minutos de acabar el entreno. Nadie había bajado su tiempo de por la mañana, hacía muchísimo calor. Pues bien, Manu salio y le dio tiempo a dar 3 vueltas: 46,0 – 45,4 y ¡44,8! Bajó su tiempo de por la mañana en ¡7 décimas! Es lo que siempre digo de Manu. Este chaval no se diferencia del resto por su talento, se diferencia por su "coco". Nunca pierde la compostura, ni se pone nervioso. ¡Es frío como el hielo! Pole, y con autoridad...

Yo el sábado por la noche ya estaba de vuelta en Albacete para cenar con todo el Team. ¡Qué buenos ratos pasamos en las cenas! En el wurm-up ponemos un pistoncito nuevo para rodarlo para la carrera, y todo bien (vaya tela, se coloca 5º rodando en 47,5 sin pasar de 10.000 rpm). Para la carrera todo pintaba perfecto, tenía ritmo para salir y distanciarse de todos sin problema. Pero...¡ay las carreras! Nunca está todo controlado al 100%.


Resulta que Manu llega muy justito al suelo con los pies, y para poder sujetar la moto antes de que se apague el semáforo, en vez de usar los pies, lo que hace es frenar con el freno de delante. Además, desde la pole, la pista está ligeramente inclinada hacia abajo. Total, que se le escurren un poco los dedos de la maneta por lo incomodo de su posición, y la rueda delantera se mueve 4 o 5 cm (sin rebasar la línea blanca), y vuelve a coger el freno. Eso ya es motivo de sanción "por moverse antes de que se apague el semáforo". Justo en el momento que vuelve a coger el freno, se apaga el semáforo...y claro, sale fatal y le adelantan antes de final de recta 9 o 10 pilotos. Pero el tío, ni corto ni perezoso, adelanta por fuera en la frenada por lo menos a 5. Se coloca 5º, y  más o menos estábamos tranquilos, sabíamos que les pasaba pronto por donde fuera. Había mucha diferencia entre él y todos los demás. Yo jamás había visto adelantar en Albacete en los sitios que he visto hoy: En la lenta por fuera, en medio de la chicane, entrada a meta por fuera. De verdad, verlo para creerlo. En la 3ª vuelta ya iba primero, y en la 4ª, ya le llevaba al segundo casi media recta. Pero es entonces cuando dicen por megafonía que el numero 18, Manuel González Simón, tiene que hacer un "use pit", por adelantarse en la salida. Bueno, más que adelantarse en la salida, lo que hizo fue retrasarse, pero en fin... El reglamento, aunque en este caso lo veo injusto (en el momento de apagarse el semáforo, Manu estaba totalmente parado, y totalmente detrás de la línea blanca), es claro en ese aspecto y había que aguantarse. Manu pierde unos 20 segundos en todo el proceso, y cuando vuelve a carrera quedan 8 vueltas y sale el 15. Pues bien, ha sido para verlo ¡Brutal! Iba envenenado pasando a todos. Tanto, que en la última vuelta ha pillado al cuarteto de cabeza y ha entrado a su rueda. Ha pulverizado el anterior record de 80 cc rodando en ¡1,43,6! El siguiente más rápido ha rodado en 1,44,6 (que tampoco está nada mal). Una vuelta más, sólo una, y estoy convencido que hubiera ganado.

Lo que hoy ha hecho, para mí, y para quienes sepan un poquito de carreras, tiene mucho más merito que una victoria. Lo que pasa, es que creo que Manu ya se la merecía y la necesitábamos todos. Después del calvario que estamos pasando este año, ¡nos la merecíamos! Y, sobre todo, porque lo más probable es que Manu no corra más este año. De ahí, la decoración de la moto para la carrera, que muchos nos han preguntado. ¿Cuál es su significado? Bueno, no lo sabemos. Pueden ser muchas cosas. Representa preguntas como ¿Y ahora qué? ¿De verdad que un chaval que posiblemente sea el mejor piloto que ha dado este país en los últimos tiempos tiene que dejarlo? ¿Así de injusto es esto? ¿Nadie va a hacer nada? ¿De verdad esto de las motos es SOLO Y EXCLUSIVAMENTE una cuestión de dinero? O tantas otras. Por eso era importante salir en la POLE, para que todo el mundo viera esto.

No sé qué pasará a corto plazo. De momento, a la siguiente carrera de Motorland a finales de julio, si no hay un milagro, no vamos... y supongo que a las otras dos últimas tampoco. Corrimos la primera de Alcarrás, porque yo personalmente me comprometí con Manu para esa carrera. Corrimos la segunda de Jerez gracias a muchos de vosotros que aportasteis lo que pudisteis para Manu. Hemos corrido esta tercera porque, después de Jerez, no podíamos dejar a Manu sólo con el recuerdo de una moto con el embrague roto. Y hemos corrido ésta de Albacete porque Gus, Ángel y yo, hemos puesto 500 € cada uno. Pero cuando ya llevas tanto dinero gastado en un año, hasta 500 € se hacen muy cuesta arriba, y todo tiene un límite. Así que sí, con Manu en la 6ª posición del campeonato a 6 puntos del 3º, lo dejamos, y os aseguro que no es un farol. Eso no significa que yo no me siga dejando los cuernos tratando de encontrar alguien que nos apoye un poquito. Pero cuando uno se encuentra tantas puertas cerradas, durante los últimos 6 meses, se pierde un poco la esperanza, para qué engañarnos. Sini embargo, tengo clara una cosa: si por casualidad conseguimos el apoyo de algún sponsor que nos permita seguir con EMS, o de algún equipo que apueste por Manu ¡HOY!, el resto de gente que tuvo ¡HOY! la oportunidad de apostar por él y no lo hizo, se arrepentirán.

Yo sé que la situación no es buena en general, y que correr en moto al final no deja de ser un lujo. Sé que hay muchos pilotos que también están haciendo milagros y sacrificios para seguir corriendo, y seguramente muchos de ellos también sean buenísimos y tengan un gran talento. Pero tenéis que entenderme, yo estoy luchando por uno, que pienso que es el mejor, y que no hace más que demostrarlo día tras día. Ni siquiera nosotros mismos en el equipo sabemos dónde está su límite. Ni él lo sabe. Nos decía el mico al acabar la carrera que podía hacer 42. Nos lo tomaríamos a risa, si no fuera porque cada cosa que ha dicho que puede hacer, la hace. Eso por hacer una comparación aproximada y que entendáis todos, vendría a ser como hacer 1,27 con una 1.000 en Albacete.

Bueno, voy a ir dejándolo ya. Hoy necesitaba escribir esto más que nunca, así que de nuevo muchas gracias a todos lo que os habéis tragado este tocho, y muchas gracias a todos los que de una u otra manera habéis estado apoyando a Manu. Y por supuesto, gracias a EMS COMPETICION, que sin ellos no podríamos haber disfrutado (y sufrido) todo esto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
anteriorsiguiente