Mecánico de Santiago Herrero 

Fallece Esteban Oliveras

27.02.2013 | 15:23
Fallece Esteban Oliveras

Esteban Oliveras, mécanico del también malogrado Santiago Herrero, nos dejó este pasado 22 de febrero. Aquí, el particular homenaje de Javier Herrero, que tantos momentos vivió al lado del piloto español y de su mecánico, al que nunca olvidará y con el que coincidió hace pocos meses en el homenaje que se rindió a Santi Herrero en la plaza que ahora lleva su nombre en Luchana (Vizcaya).

El motociclismo español de velocidad es hoy grande, posiblemente el más grande del mundo, pero todo esto que hoy estamos viendo, disfrutando€ comenzó allá por los sesenta del siglo pasado.

Hubo entonces una moto, la Ossa 250 "monocasco", que a punto estuvo de dar a nuestro deporte el primer título mundial, junto con el de Ángel Nieto en 50 cc (Derbi), en Yugoslavia 1969. Pero aquella moto no se entendería si un piloto encima de ella como Santiago Herrero, sin un ingeniero como Eduardo Giró "El Técnic" que la proyectase, y sin un mecánico como Esteban Oliveras que la atendiera€ en aquellos tiempos y con aquellos medios.

Aunque apartado ya desde hace tiempo del mundo de las carreras, Esteban siempre tenía un hueco para las motos, y con él tuve ocasión de comentar aquellas inolvidables "sesenta" hace menos de un año, con motivo del homenaje que se le rindió a "su" piloto, Santi Herrero, en la plaza que lleva el nombre del malogrado piloto madrileño en Luchana (Vizcaya), al que no podía faltar.

Hoy la noticia es que Esteban Oliveras falleció el pasado 22 de febrero, y desde estas líneas nos unimos las condolencias dadas a su familia por los muchos amigos que se granjeó en su vida.

En la foto que ilustra esta noticia se ve a Esteban Oliveras (con camisa de rayas), acompañado de su esposa, los hermanos de Santi Herrero Arturo y Maribel y su sobrina Nadia, y el director del circuito de Albacete y ex-velocista Andrés Sánchez Marín, en el acto (el pasado año) en que el ayuntamiento de Baracaldo le otorgaba el nombre de una plaza de Luchana, donde se asentaba la fábrica Lube, al gran piloto español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook