Cada vez más, y por algo será

No es normal que en Fórmula MOTO demos tanto protagonismo al segmento de los scooter como en el caso de este ejemplar del mes de octubre. Para eso ya contamos con nuestra publicación especializada en estas lides, Fórmula SCOOTING. Pero la ocasión es muy, muy especial. Hasta ahora estábamos acostumbrados a referirnos a este sector como un «hermano pobre» de las rutilantes moto-moto, pero la realidad demuestra que las tornas están cambiando a pasos agigantados, y en todos los aspectos. Tanto en el aspecto comercial como en su definición como modelo de dos ruedas, los scooter de gran cilindrada están imponiendo una nueva ley jamás vista en la historia de este mercado.

14.09.2012 | 09:23

El contundente éxito que ha cosechado el Yamaha TMAX estas últimas temporadas ha sembrado el germen para un concepto de dos ruedas que, hasta su lanzamiento, no tenía referencias. El scooter de gran cilindrada, preferiblemente superior a 500 cc, que no deja de ser una herramienta útil en ciudad pero que da lo mejor de sí en carretera abierta (un medio hasta ahora vetado para las motocicletas convencionales), se instaura como la panacea en un momento en el que afloran más que nunca las dudas de los derroteros que debe tomar el mundo de la moto. Ya pasaron las épocas del reinado de las RR, e incluso de las naked deportivas, dejando paso a un concepto naked más popular y polivalente también válidas para el A2. ¿El futuro? Las cifras hablan por sí solas. La motocicleta clásica más vendida en nuestro país hasta agosto ha sido la Kawasaki ER-6n con 832 unidades; el maxiscooter más vendido hasta agosto ha sido el Yamaha TMAX con... 1.612 unidades. ¡El doble! Y si hasta 2011, el Yamaha se encontraba sin competencia directa, ahora le han salido duros rivales, sobre todo desde el frente de los gigantes Honda y BMW, a la espera de la respuesta del resto de las grandes firmas. El mercado de las dos ruedas está tomando, definitivamente, nuevos derroteros. ¿Las razones? Son más «moto» que nunca, sin perder sensaciones ni las ventajas intrínsecas a todo scooter: automáticas, capacidad de carga y protección en marcha. Lo conocen bien todos los que ya disfrutan de ellos dentro y fuera de la ciudad los 365 días del año. ¿Eres tú uno de ellos? Cada vez son muchos más, y por algo será.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook