Y Honda habló

No hay duda que estamos en un período de profundos cambios a todos los niveles. ¿Hacia dónde vamos?

16.11.2011 | 00:38
Y Honda habló

Aquí entran en acción los líderes, y tendremos buena parte de las incógnitas despejadas. En -la moto-, este -número 1- lo ejerce Honda desde hace ya varias décadas. Es verdad que la competencia aprieta fuerte y que el resto de firmas de primera fila están más cerca que antes, pero el estatus de la marca del ala se mantiene firme. Con 20.466.000 motores fabricados al año en sus fábricas repartidas por todo el mundo, su criterio sigue gozando del peso más relevante. De ahí que hay que escuchar lo que dice el gigante japonés sobre el camino a tomar en el futuro de nuestro sector. En términos internacionales, el rumbo se dirige hacia el objetivo de -0 emisiones-. Concretando más, Honda se ha marcado el compromiso de reducir un 30% las emisiones de gases contaminantes en 2020 en comparación con el año 2000. Esta política incluye, por supuesto, su segmento de coches, pero en el apartado motos ya cuentan con un buen número de muestras de esta filosofía: la CG150 propulsada con etanol que se fabrica en Brasil, el sistema Idle Stop presente en su popular scooter PCX125 o el desarrollo de motores que incidan en consumos reducidos más que en prestaciones elevadas como en el Vision 110 o las nuevas NC700. Y es el lanzamiento de esta serie New Concept 700 lo que supondrá toda una revolución para el futro de nuestro mercado. Por primera vez se afronta el reto de una moto automática (no scooter) por parte de una marca japonesa. Aprilia ya lo ha intentado con su Mana 850, pero su repercusión real ha sido muy limitada. Ahora, Honda nos plantea un horizonte automático en motos populares, lo que, de nuevo, significa otro órdago de la marca nipona. Porque las NC700 están destinadas fundamentalmente al sector del carné A2 con sus 48 CV de potencia. ¿Por qué? Porque según estudios de  firma, en 2012, en España, ese grupo de conductores supondrá el 60% del total, y no todos ellos querrán dar el paso hacia un carné A sin limitación por los costes que ello conlleva. Por tanto, se nos presenta un futuro de motos prácticas, fáciles de pilotar, más ecológicas- Ahí estará el negocio y, seguramente, la garantía de futuro del sector. Bienvenido sea.. Pero los que amamos las motos también vivimos de sueños, de tecnologías imposibles, de prestaciones inalcanzables- Esperemos que Honda siga también esta senda, como hasta ahora con las VFR1200 F, CBR1000 RR o Crosstourer, un razonamiento que también sirve para Kawasaki con la Versys 1000, Suzuki con la GSX-R1000, Yamaha con la R1, Triumph con la Tiger Adventure 1200 y Ducati con la 1199 Panigale.  Las motos útiles y para todos los públicos pueden ser, por supuesto, muy atractivas y divertidas, pero nunca te quitarán el sueño-

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
anteriorsiguiente