Aprender siempre

No dejas de soñar con las motos más novedosas, da igual que tengas 5, 15, 30, 50 u 80 años. Mientras fluya gasolina por tus venas...

15.05.2011 | 00:11
Aprender siempre

No dejas de soñar con las motos más novedosas, da igual que tengas 5, 15, 30, 50 u 80 años. Mientras fluya gasolina por tus venas... Pero el mundo real nos dice que se venden menos motos nuevas, algo razonable en una situación económica difícil, como bien demuestra el caso de los automóviles. Pero también debemos abrir un poco más los ojos y analizar lo que nos podemos encontrar en el medio plazo. Los coches también están en recesión, pero saben que cuando -la cosa- vaya mejor, volverán a una senda de crecimiento. El flujo de personas que vayan a sacarse el carné no cesará, manteniéndose una base de acceso a este mercado estable, lo que significa la mejor garantía para cualquier perspectiva positiva de futuro. ¿Y en las motos? El caso es muy distinto. Por supuesto que la crisis afecta, y mucho. Pero un problema gravísimo es la ruptura del escalón de entrada al mundo de las dos ruedas que históricamente han supuesto los ciclomotores. Para sacarte la licencia a los 15, te esperas a los 16 y tienes el A1 para 125 cc, más moto y te ahorras trámites y gastos. Y si seguimos -razonando-, por qué no esperar un año más y empezar a sacarte el carné de coche... El caso es que la base se rompe, y con ella, una excelente escuela de formación para los futuros pilotos de motos de superiores cilindradas. Porque el aprendizaje, la formación y la experiencia son conceptos tan fundamentales en moto como la pasión que te lleva a sentir la atracción del equilibrio dinámico. No pueden existir unos sin los otros. Y por eso resultan tan vitales todas las iniciativas de formación que se realizan en nuestros circuitos, muchos de los cuales te mostramos en nuestras páginas. Pero no sólo hay que detenerse en el aprendizaje en circuito. Los cursos del Instituto Honda de Seguridad (HIS) en Barcelona o la escuela de conducción segura CSM de Madrid son algunos ejemplos de formación  a distintos niveles más que aconsejables. Y no podemos dejar de destacar la última propuesta de la Asociación Mutua Motera, consiguiendo cerrar vías públicas en puertos de montaña para la realización de cursos de conducción -en el mundo real-. Una iniciativa fantástica y que no sólo debe servir a los neófitos, ¿o es que crees que por muchos kilómetros que lleves en tu vida ya lo sabes todo? Nunca pienses así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
anteriorsiguiente