Historia de los orígenes de la Bultaco TSS MK2 250 (II)

Comentar Publicado el jueves 28 de enero de 2016
Historia de los orígenes de la Bultaco TSS MK2 250 (II)

Después de probar la Bultaco TSS MK2 250 echamos la vista atrás para hallar los orígenes de esta moto. Años 70, Ángel Nieto y la época dorada de la industria motera española.

Ángel Nieto comenzó su carrera deportiva con Derbi, una marca situada a escasos 20 km de la sede de Bultaco en las afueras de Barcelona. Con las Balas Rojas consiguió cinco títulos del mundo entre 1969 y 1972. En 1976 pasó a las filas de Bultaco. Derbi abandonó la competición a finales de 1974 para concentrarse en sus modelos de calle. La competencia de las Yamaha 125 GP (dos veces campeonas del mundo), así como de los equipos italianos Morbidelli y Piovaticci era cada vez más feroz.



Esta última marca fue la que realmente le ofreció a Nieto una herramienta capaz de conseguir otros dos títulos. Tras solo una temporada, en 1975, en la que Eugenio Lazzarini finalizó segundo tras la Kreidler de Nieto en 50 cc y quinto en 125 cc con la innovadora monocasco del duo de holandeses Jan Thiel (responsable de motores) y Martin Mijwaart (chasis), el empresario italiano Egidio Piovaticci no logró el dinero necesario para mantenerse en la máxima competición. Por su parte, Nieto, tras salir de Derbi, buscó para 1975 motos para las categorías de 50 y 125 cc, llegando a un acuerdo de último minuto con Kreidler para la primera, pero sin montura para el "octavo de litro". Tras conocer la bancarrota de Piovaticci, Nieto logró un acuerdo con la RFME, la Real Federación de Motociclismo de España cuyo presidente era Luis Soriano. La Federación se hacía cargo de los costes de la operación con Piovaticci, incluyendo los servicios de Thiel y Mijwaart, quienes, en realidad, se convirtieron en empleados de la RFME.

Don Paco Bultó, el creador Bultaco, se ofreció para servir de paraguas del proyecto. De este modo podría poner el símbolo del dedo rampante en unas motos que le ayudarían a vender más modelos de calle dentro de una situación industrail muy delicada.

Así, los dos holandeses desarrollaron las Piovaticci 50/125 con el nombre de Bultaco. La 125 sería la primera bicilíndrica de la historia de la marca. Ambas se renombraron como TSS Mk2 50/125, siguiendo la denominación de las famosas motos de carreras de la firma de la década anterior.

La TSS Mk2 50 fue un éxito a la primera. Con ella obtuvo los campeonatos del mundo de 1976 y 1977. Pero la 125 monocasco no resultó tan buena. Con ella, Nieto acabó segundo en 1976 tras la Morbidelli de Bianchi con solo una victoria, mientras que en 1977 finalizó tercero a pesar de vencer en tres GP. El problema era la fiablidad cuando se extraía su máximo potencial para enfrentarse a las Morbidelli.



Entonces, Nieto decidió que quería dar el salto de categoría para 1978 y mostrar que era capaz de llevar motos de más cilindrada. Pidió a Thiel y Mijwaart que le hicieran una Bultaco 250 a su medida (1,58 m/54 kg). Era un proyecto tan importante para él que desechó la ocasión de lograr más títulos en 50 cc. De hecho, su sustituto, Ricardo Tormo, logró la corona con ella en aquella temporada 1978.

El reto era inmenso para un equipo técnico formado por solo siete personas. Dos de ellos, los hermanos Galí, actuaban asimismo como pilotos durante los fines de semana. El dinero necesario volvió a salir de las arcas de la RFME. En aquellos años, las principales marcas españolas, Bultaco, Derbi, Montesa y OSSA, estaban inmersas en conflictos sociales e industriales muy profundos. El proteccionismo de la era franquista comenzaba a resquebrajarse y los productos nacionales poco podían hacer frente al empuje de la industria exterior. Al propio Paco Bultó le impidieron los trabajadores y sindicatos entrar en la fábrica que había fundado en 1958, llegándose a colgar muñecos en su nombre... ¡y quemarlos! La etapa dorada de la industria española de la moto llegó a su fin.

0
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Bultaco.
Precios del Bultaco con ficha técnica y equipamiento completo.