Primera prueba BMW K 1600 B: la yankee alemana

Comentar Publicado el jueves 28 de septiembre de 2017
Primera prueba BMW K 1600 B: la yankee alemana

BMW ha presentado una variante de su gran tourer con un guiño al mercado americano. El rollo bagger llega a BMW con una carta bajo el brazo: su imponente motor de seis cilindros.

La presentación del prototipo "Concept 101" en el Concorso d´Eleganza Villad´Este en la primavera de 2015 representó un nuevo capítulo para BMW Motorrad en la historia de sus prototipos. Nacía una reinterpretación de su modelo "gran tourer", la K 1600 GT, bajo un aspecto de bagger americana, cuyos mayores rasgos identificativos son su voluminoso carenado frontal, sus escapes paralelos al asfalto y, sobre todo, su línea de diseño descendente hacia atrás, quedando ahora el asiento en una posición mucho más baja (780 mm). Esto último proporciona mayor comodidad y mejor acceso, especialmente al acompañante, cuyo asiento se sitúa 70 mm más bajo que en la versión GT. Esta estética tan "americana" se acentúa con las maletas laterales con luces integradas en la carrocería y que van atornilladas directamente al bastidor.

CÓMO ES

La BMW K 1600 B, es genuinamente distinta. Pero dentro del catálogo de la marca alemana eso ya no sorprende. Los bávaros llevan unos años haciendo prospecciones en nuevos segmentos –véase las RnineT- y parece que no les está funcionando nada mal –véase el modelo antes mencionado-.

La K 1600B no llega a un mercado, el europeo, nada sencillo para un tipo de moto así. Claramente está más orientado al mercado americano, público más acostumbrado a los viajes largos y carreteras poco sinuosas, que al europeo, más compañero de motos ágiles por la orografía del viejo continente.

Además, otro de los aspectos que pueden hacerla sufrir en el mercado Yankee son sus competidores. Allí, Harley e Indian son auténticas referencias en el segmento, con una larga experiencia en motos de estilo bagger y con una penetración en el mercado muy longeva. Sin embargo, esta BMW también puede jugar sus cartas. Uno de los aspectos que pueden ayudarla a competir con sus ya asentadas rivales de Indian y Harley Davidson es su motor seis cilindros en línea. Con un peso de 102,6 kilogramos es aún hoy el motor de este tipo más ligero en la producción en serie de motos con más de 1.000 cc. Y, además, dado el reducido espacio entre los cilindros, es mucho más estilizado que cualquier otro motor equivalente. Sus prestaciones, hablan por sí solas: 160 CV de potencia máxima y un par de 175 Nm, a 7.7 50 rpm y 5.250 rpm, respectivamente. Aunque lo detallaremos en profundidad más adelante, es una auténtica delicia de motor, por su suavidad y buena respuesta en cualquier régimen.



Pero al margen de sus prestaciones y su estética "100% american", la nueva K 1600 B destaca también por su fuerte componente tecnológico.

 El ajuste electrónico de la Suspensión Dynamic ESA y sus modos "Road" y "Cruise" vienen de serie en la nueva K 1600 B. Como siempre se ha buscado combinar el confort de marcha con la estabilidad y dinamismo, lo que asegura una experiencia de conducción más placentera. En el modo "Road", la adaptación de la amortiguación está totalmente automatizada y ofrece el máximo nivel de comodidad y una estupenda tracción sobre casi cualquier superficie. También la nueva K 1600 B ofrece una amortiguación muy suave en el modo de amortiguación "Cruise", que asegura un alto nivel de comodidad a velocidades bajas ideal para disfrutar de la ruta sin prisas.

La bagger también hace un guiño a la conducción exclusiva y relajada gracias al asistente para marcha atrás (opcional). Este se activa con comodidad, cuando se desee, pulsando un botón de la piña izquierdo del manillar. Como resultado, se bloquea la marcha hacia adelante y se engrana la marcha hacia atrás. El piloto inicia el movimiento pulsando el botón de arranque, que acciona la propulsión mediante un eje flexible.

Otro de los elementos tecnológicos que aporta, aunque como equipamiento opcional, es el asistente de cambio Pro, que permite al piloto subir o bajar la marcha sin activar el embrague más que para cambiar de punto muerto a primera. El funcionamiento es soberbio, con suavidad en cualquiera de las operaciones de cambio de marchas, pero si nos paramos a pensar en su utilidad para una moto de estas características, en la que la mayoría de kilómetros que recorrerá será de carretera recta, quizás puede ser prescindible.



El aspecto que menos me convenció de está BMW K 1600 B fue la navegación por los menús de su display, en una pantalla demasiado pequeña y una botonera, en la piña izquierda, muy poco intuitiva. Con decirte que no fui capaz de experimentar el sonido de sus dos altavoces por no saber poner la radio€ te lo digo todo.

Pero la novedad más importante e interesante en la Bagger es la llamada de emergencia inteligente para una asistencia rápida en caso de accidente o emergencia, del que ya te hemos hablado antes. ¿Cómo funciona? Se activa automática o manualmente – con un botón en la piña derecha-, en función de si la moto detecta que es un accidente leve o grave, y envía los datos de la posición de la moto para poder coordinar la ayuda y poner en marcha el servicio de rescate a través del centro de llamadas BMW. Este sistema es opcional y se tendrá que adquirir como opción al configurar la moto antes de su fabricación. 

CÓMO VA

Según me iba acercando a la moto para empezar a rodar por las carreteras Pirenaicas de Formigal, iba observando las dimensiones de la moto, bastante grandes a la vista, y gigantescas para la altura del piloto, poco más del 1,70.  "Moverla en parado va a ser una auténtica pesadilla...", pensaba yo€ ignorante. A la K 1600 B se le nota el peso de muy abajo, lo que la confiere una agilidad tremenda para su volumen. Además, la reducida altura de su asiento te permite plantar los pies en el suelo con absoluta comodidad. Ojo, eso no significa que vayas a moverla con absoluta ligereza, hablamos de una moto de más de 300 kg, pero con cabeza puedes moverla sin problemas. Además, el mencionado asistente de marcha atrás funciona de maravilla, tanto en llano como en pendiente, así que ningún escenario se pondrá en tu contra.



 Una vez en marcha, la postura de conducción es extraordinaria. La posición de los pies es natural y cómoda como opción encontramos las plataformas delanteras donde apoyar los pies.  La nueva pantalla parabrisas también apuntala esa línea descendente al ser baja pero cumple su función, pues se regula de forma electrónica y en la posición más alta resulta eficaz. Además, cuenta con memoria cada vez que ponemos la K 1600 B en marcha y se queda completamente plegada cuando apagamos el contacto.

 La K 1600 B es todo suavidad y refinamiento. Accionar el acelerador es una auténtica delicia. No notas un tirón en ningún corte de gas y desde cero es pura progresividad. Aprieta desde bien abajo y puedes apurar vueltas sin compasión. Las suspensiones resultan tan cómodas como efectivas a cualquier ritmo, formadas por el clásico sistema patentado de BMW, Duolever delante y detrás, que además cuentan con el sistema de ajuste electrónico de la suspensión (ESA) que permite elegir entre cruise y road. La rodadura que transmite esta gran Bagger es realmente buena y la sensación de aplomo y seguridad es muy elevada. Por los frenos no te preocupes, parar esta moto es tan instantáneo que hasta los vehículos que te persigan les parecerá increíble.

Ficha técnica
 
Motor: 4T
Cilindros: 6 en línea
Refrigeración: Agua
Cilindrada: 1.649 cc
Potencia: 160 CV a 7.750 rpm
Potencia Kw: 117.65 kW
Cambio: Manual, 6 velocidades + MA
Transmisión: Cardan
Chasis: Doble viga aluminio
Suspensión Delantera: Duolever mm
Suspensión Trasera: Paralever 1 amortiguador
Freno Delantero: 2 discos 320 mm
Freno Trasero: Disco 320 mm
Neumático Delantero: 120/70-17
Neumático Trasero: 190/55-17
Longitud Máxima: 2.489 mm
Altura Asiento: 780 mm
Capacidad Depósito: 27 L
Peso declarado: 336 kg
 



0
 
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de BMW.
Precios del BMW K 1600 B con ficha técnica y equipamiento completo.