Seis motos retro de 125 de moda para el carnet de coche

Comentar Publicado el viernes 24 de noviembre de 2017
Motos retro 125

Hay un "boom" motos retro 125. Parten de modelos utilitarios y reciben cambios estéticos para dife-renciarse como modelos verdaderamente espectaculares. Aquí tienes las más atractivas.

Como cualquier corriente estética (y esto de las motos retro lo es), la moda de las motos retro 125 tendrá sus detractores y sus seguidores. Y dentro de estos últimos, como es normal, cada uno con sus gustos, y quizá no coincidan con nosotros en algunas de las motos que hemos elegido en esta ocasión. Además, esto de las motos retro, Vintage o Heritage es una categoría amplia, incluyendo café racers, scramblers, retro sin más, mezcla entre ellas, con cúpula, sin ella, con ruedas mixtas, de radios, con horquillas invertidas, con fuelles, imitando las antiguas€ A cada uno que le preguntes te dirá qué detalles le gustan y cuáles no. Un laberinto de opciones.

Lo básico es que son motos fáciles de hacer. Es cuestión de tener un diseñador con ideas claras y buen gusto, y partir de una base mecánica simple o, al menos, ya existente. Se le adapta una carrocería dentro de esos estilos, se retocan detalles, se eligen combinaciones cromáticas clásicas y ya has convertido una utilitaria básica de 125 cc en una retro original, diferente y mucho más a la moda. De ahí que hayan surgido tantísimas variantes y marcas en pocos años.

Nosotros vamos a plantearte seis de ellas. Son las que nos resultan más llamativas y más espectaculares.




Mondial HPS 125 (3.395 €)

Una de las más espectaculares neo-retro en 125 es también la más cara, aunque asimismo es la más tecnológica y exclusiva, siendo la única que roza los 15 CV con 13,2 CV en versión Euro 4. Su propulsor es de origen Piaggio, el mismo que se monta, por ejemplo, en la Aprilia RS 125. No es, como en resto de los casos, una utilitaria de 12 5cc vestida de clásica, sino más bien una deportiva puntera de 125, con una original línea roadster con influencias de las motos antiguas. Así, el motor es de refrigeración líquida, con cuatro válvulas y doble árbol de levas en cabeza y cambio de seis velocidades. El resto de la moto está a la altura, con una horquilla invertida de 41 mm de diámetro, con pinza de anclaje radial y discos ondulados delante y detrás. Todo ello se integra en un diseño muy original y diferente, capaz de hacer girar cabezas a su paso.



Mash Cafe Racer 125 (2.545 €)

Mash, marca de origen francés, fue pionera en este tipo de motos. Ellos fueron los primeros (con poca dife-rencia en el tiempo con Hanway) a los que se les ocurrió recurrir a la fabricación asiática, con diseños hechos en Francia, para una moto de estética muy cuidada, de precio ajustado y prestaciones de utilitaria de 125 cc. El éxito fue rápido y rotundo, y en Francia, en su primer año de existencia, ya lograron hacerse un hueco entre las 125 cc más vendidas. En la actualidad, Mash ya no solo se centra en las 125cc, pero sigue teniendo varios modelos que puedes conducir con carnet de coche. La Seventy Five es el inicio de serie, una moto bien terminada y de estética agradable y sin estridencias, pero la Café Racer resulta la más exclusiva de las 125 cc de la gama. Horquilla invertida, tapa de colín para asemejarse a una monoplaza, llantas de radios y semimanillares son componentes sobresalientres en una moto que emplea motor de cinco marchas y aire dotado con inyección electrónica Delphi.



Hudson Boss Goodwood 1/8 24 Heures (2.649 €)

Hudson Boss es otra de las marcas, en este caso española, nacida de esta moda de las 125 retro. En su catálogo encontramos dos modelos, en ambos casos de muy cuidada terminación y elevado nivel de equipamiento, en unas motos de las que la marca asegura haber buscado los mejores componentes posibles y un especial cuidado en la calidad. El resultado entra por la vista. Las Hudson Boss se han diseñado recordando en todos sus detalles a las motos inglesas de los años 60. Desde el nombre de la marca, pasando por el modelo, hasta la referencia a la cilindrada (1/8 Liter en lugar de 125 cc) quieren recordar ese estilo británico clásico. Los dos modelos son llamativos, exhibiendo líneas muy serias, con detalles como el doble reloj en el cuadro, ambos esféricos del mismo tamaño, por supuesto analógicos y con fondo blanco. La 24 Horas porta horquilla invertida, estando las dos motos propulsadas por un motor de aire, básico, con 10,3 CV de potencia máxima.



Hanway 125 SR Chrome (2.295 €)

Hanway es la otra de las marcas pioneras del segmento y una de las más exitosas: La firma tiene claro que lo en sus diseños es fundamental el precio, pero sin obviar los convenientes detalles estéticos. Su receta ha tenido grandes aciertos. La primera Raw era una moto muy barata, pero bien terminada, con inteligentes solu-ciones como los guardabarros en plástico pintados en negro mate, duros y económicos. Con el tiempo, estos detalles han mejorado, pero también han subido los precios. No obstante, siguen siendo de las opciones más económicas del mercado, con un nivel de terminación y estético muy acertado. De su catálogo nos hemos quedado con esta Chrome, de depósito cromado, por su originalidad, pero lo cierto es que ha sido tras duro debate por elegir la Scrambler o la también preciosa SR Sport en rojo y negro.



Orcal Astor 125 (2.590 €)

Orcal es otra marca francesa creada para diseñar y comercializar motos que son fabricadas en China. La Astor es una moto basada en la estética de los años 60, con una moto parecida en sus líneas a alguna de las Brixton, o la Mash Black Seven. Cuenta con depósitos cuadrados, asiento plano, escape de megáfono€toda una oda a la estética de los 60. Está repleta de detalles, destacando su tapón de gasolina tipo aviación, asiento con costuras dobles o la cuidada pintura del depósito de gasolina.



Brixton BX 125 (2.499 €)

Brixton diseña y comercializa la serie BX, motos similares técnicamente a cualquiera de sus rivales, pero con un gusto especialmente refinado. Está disponible en varias versiones para todos los gustos, desde la más económica y estándar BX "a secas" de 2.499 €, pasando por la "café racer" R y la scrambler X. Pero si destacan por algo son por los originales planteamientos de sus series limitadas. Se comercializa una SK8 que recrearla estética playera, con una tabla de surf adosada al lateral derecho de la moto como parte de su equipamiento de serie. La última versión es una edición limitada, en este caso a 444 unidades, denominada Haycroft, una café racer con cúpula y una atrevida combinación de colores en gris ante en la carrocería y chasis en azul claro. Estriberas metálicas redondeadas, en negro, espejos en las puntas del manillar o amortiguadores de botella separada, en una moto que todavía está pendiente de comercialización.



0
 
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP